Presentados los primeros vinos etiquetados únicamente en asturiano

Bodegas Obanca presentaba el pasado día 8 de junio en el Bar la Bolsa, y con la presencia de los micrófonos de Onda Cero, un nuevo vino etiquetado en el asturiano que se habla en esta comarca suroccidental. Con esta decisión, Obanca apuesta por esta forma “como algo novedoso” desde el punto de vista comercial. No fue fácil, e incluso la bodega se vio precisada a rechazar la forma bilingüe que le exigió la administración autonómica, desde la Consejería de Medio Rural, para dar el visto bueno a la iniciativa.
Según David Marcos, viticultor y responsable de esta firma familiar de vinos cangueses, se trata del vino “L.lumés”, nombre con el que se comercializará el verdejo tinto, “una variedad tan desconocida, como la lengua asturiana y por eso nosotros apostamos por ambas”, precisaba
La etiqueta va íntegramente en asturiano y por detrás lleva la siguiente inscripción: ‘Na noite de San Xuan, las l.lárimas d’un cangués fixeron que naciera este vino”. Es una dedicación, explica David, “a una persona del concejo que ama la lengua asturiana”,. Esta persona que acudió a la villa canguesa a apadrinar el vino, resultó ser Xoxé Ambás, “gran defensor de la lengua y las costumbres asturianas. En su confección se contó con el asesoramiento de la Oficina de la L.lingua del Conceyu.
La idea surgió, según explicó Marcos, porque “somos una bodega inquieta que siempre busca cosas nuevas y, además, llevamos años detrás de este proyecto”. El joven bodeguero rechazó que el etiquetado en asturiano pueda ser un obstáculo para la comercialización. El único obstáculo, precisaba, “fue el que nos puso la Consejería, porque no la aprobaba en bable, quería que fuese bilingüe”. Según David esta solución “sería una locura”, y por eso consideró y decidió hacerlo únicamente en asturiano.
El vino L.lumés procede la de uva denominada “verdejo tinto”, una variedad que solo existe en el concejo cangués y procedentes de cepas centenarias y que reposó nueve meses en barricas de roble francés. Son en total unas cuatro mil botellas. Es esta la primera vez que se comercializa un vino etiquetado en asturiano y lo hace con el nombre de L.lumés (Limés), una parroquia del concejo.

Junto a éste se presentaron también un monovarietal Castro de Limés, tinto, con 9 meses en barrica. Un Castro de Limés, de albarín blanco, excelente y con tan solo 450 botellas, un Obanca bintage y un Obanca joven de la cosecha del 2009. En total 15.000 botellas

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.