El mal verano dificulta el inicio de la vendimia en Cangas del Narcea

Si septiembre continúa con sol y calor se recuperará y se mantendrá la calidad de los caldos

Vicente Merino adelante que este será “el año culmen del vino de Cangas”

Tras un difícil verano, el buen tiempo y el calor de septiembre han mejorado el optimismo de los productores de uva de la comarca de Cangas del Narcea que esperan que el mes cierre manteniendo el calor de las primeras semanas
El año vitivinícola no ha sido precisamente favorable y las condiciones meteorológicas habidas en un verano atípico e irregular con muy poco sol no han sido precisamente benignas. Las previsiones para el inicio de la vendimia se sitúan hacia la primera quincena de octubre, allá por el puente del Pilar, dependiendo siempre de la situación de cada viña en concreto. La excesiva humedad ha perjudicado a las vides que han tenido que soportar la aparición de hongos y enfermedades lo que ha obligado a los productores a un duro trabajo y una extrema vigilancia. Explican estos que el mal verano, “sobre todo julio” ha perjudicado la maduración retrasando la misma.
Desde la IGP se apunta no obstante que estas circunstancias “no tienen por qué influir en la calidad de los vinos tan solo que habrá que dedicarle más trabajo”. Aún no se atreven a cuantificar la producción total. Algunos han efectuado clareo de racimos dejando sólo lo mínimo para que haya buena producción, pero tratando de conseguir la máxima calidad de su producto.
De momento septiembre avanza de forma favorable y se espera que “el veranillo de San Miguel de el empujón definitivo a la producción, según explica
David Marcos Antón, de Bodegas Obanca, quien asegura que “estamos teniendo un año de mucho trabajo, de tratamientos, de deshojado antes de lo habitual para que no se acumule agua en los racimos y no pudran, y otros muchos trabajos. Estás más pendiente de todo, pero el vino va a ser igual de bueno que siempre.


Vicente Merino, propietario de la vinatería «La Moderna» en Oviedo y finalista en la última edición del concurso nacional de catadores “Nariz de Oro”, señalaba en una charla en Sotrondio el pasado día 9, con motivo de la celebración de la Feria de Muestras y Exposiciones de San Martín del Rey Aurelio, la excelente calidad de la producción existente en la parte occidental asturiana, y considera necesario promocionar e impulsar estos vinos en el que promete ser “el año culmen del vino de Cangas”.
Los vinos acogidos a la Indicación Vino de la Tierra de Cangas se elaboran exclusivamente a partir de uvas de vinificación procedentes de los concejos acogidos a la IGP y con las variedades de vid autorizadas: Mencía, Albarín Negro, Verdejo Tinto, Carrasquín Tinto, Picapoll Blanco, Albillo, y Albarín Blanco.
La producción de vinos diferenciados obliga a la selección de las mejores variedades, con plantas en buen estado sanitario productoras de uva de calidad. Así, se ha apostado por la recuperación de variedades y la obtención de material vegetal certificado para desarrollar la IGP y evitar la desaparición del viñedo de que determina un paisaje y por ello un valor patrimonial.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.