Otra idea más. Y van…………

El ayuntamiento cangués quiere pasar los mercadillos de los sábados a los domingos

Hay que reactivar. Esta es la palabra clave. El ayuntamiento cangués nos remite una nota de prensa que comienza así: “Una de las prioridades del actual equipo de gobierno es dinamizar el turismo en el concejo con el objetivo de que el comercio y la hostelería de la zona se reactiven. Por ello, el alcalde, José Luis Fontaniella, y la concejala de turismo, Mónica Díaz, han mantenido sendas reuniones con representantes de Apesa y de la Junta Local de Hostelería para poner sobre la mesa diferentes propuestas que puedan atraer visitantes a Cangas del Narcea”.

Perfecto, nada que objetar. Tan solo que esta retahíla la vengo oyendo y copiando en informaciones diversas desde hace no menos de treinta años.

Y una nueva idea. Esta sí es nueva. “El gobierno municipal ha presentado a los comerciantes la posibilidad de trasladar el mercadillo de los sábados al domingo con la intención de potenciar y animar una mayor presencia de gente en la villa con el objetivo de aumentar el consumo en la hostelería y el comercio. Ambas propuestas tienen la finalidad de atraer visitantes e incrementar el movimiento de personas durante los fines de semana en el municipio”.

Aquí hay algún pardillo. En Cangas en cuando llega el sábado suena el chiplo y aquí no queda ni el tato. Además, si no vas el fin de semana a Oviedo no eres nadie en la villa. ¿Pero alguien ha efectuado un estudio comercial y técnico, o incluso social, detallado de los pros y contras de un cambio de este tipo?

Y siguen desde la Casa Grande: “Para animar a la gente a comprar y a hacerlo en nuestro concejo el Ayuntamiento ha propuesto a Apesa la creación de una feria del stock donde tendrán cabida comercios tanto de la villa como externos. A la espera de la valoración que realice Apesa, desde el consistorio ya se plantea una posible fecha y emplazamiento de la feria, “un fin de semana de mayo sería idóneo y el lugar que ahora mismo estamos barajando es el polideportivo”, asegura la Concejala de Turismo.

¿Pero esta feria no se efectuaba ya?. Creo que sí. Se inició con mucha fuerza y los mismos comerciantes la dieron de lado. Ambas propuestas, aseguran, “tienen la finalidad de atraer visitantes e incrementar el movimiento de personas durante los fines de semana en el municipio”. Faltaría más


Y el remate: “Las fiestas del Carmen es uno de los puntos álgidos para el turismo en Cangas del Narcea, por ello, el actual equipo de gobierno quiere incentivar entre los hosteleros una mayor colaboración con la organización de la fiesta. En la reunión con los representantes de la Junta Local de Hostelería el Ayuntamiento ha recalcado la importancia de que los hosteleros se impliquen más con las fiestas del Carmen, ya que en la actualidad de un centenar de establecimientos, tan solo colaboran una treintena”.

Sí señor esto es estar al día. Desde mediados de los setenta, el que esto firma viene repitiendo esta cantinela en La Voz y La Maniega e incluso en las colaboraciones de los programas de fiesta. Ítem más: incluso tuvo algún problema por hacer públicas las listas de los hosteleros que colaboraban, con las cantidades aportadas, y los que no aportaban ni un duro. Los que mandan lo tienen fácil.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Un comentario en “Otra idea más. Y van…………

  • el 3 marzo, 2012 a las 3:27
    Permalink

    Totalmente de acuerdo con lo que acabo de leer. El tema de la dinamización del turismo y del comercio está tan gastado de tanto usarlo que más bien habría que reciclarlo a ver si lo que resulte es algo más efectivo.

    Mi opinión al respecto es que no se pueden hacer planes alrededor de una mesa y después esperar a que los turistas lleguen al día siguiente como si fueran moscas a un panal de rica miel. Hubo veranos, no tan lejanos en el tiempo, en los que llegaban turistas por la semana y también los fines de semana y recuerdo de ver a gente esperando para pedir información en la oficina de turismo. Una vez informados, cada uno según sus gustos realizaba alguna visita guiada, visitaban Muniellos etc etc. Pero ¿qué se encontraban en la villa después de visitarla?.

    Por la semana todo cerrado a cal y canto de una y media a cuatro de la tarde y la oferta para comer, posiblemente escasa o no del gusto de los visitantes, por variedad, precio etc.

    Los fines de semana que parece que son de los que se quieren volver a ocupar ahora, más de lo mismo o peor, porque gente que llegaba temprano, no tenían ni donde tomar un desayuno, así que ¿para qué iban a quedarse en la villa si parecía un pueblo fantasma? . Las tiendas nunca abrieron, ni pusieron en sus puertas nada atractivo para esos visitantes. Bueno, algún negocio si que lo hizo en solitario y ahora tal vez los sábados por la tarde, pero la unión hace la fuerza y con que lo hagan uno o dos no es suficiente.

    Explicación de los comerciantes: “yo no voy a estar en la tienda o en el bar todo el día para ver pasar a diez personas por delante, etc, etc. Pues señores, esos pocos si se hubieran marchado contentos del ambiente, hubieran vuelto o enviado a otros, pero los comerciantes y los hosteleros de Cangas creo que no supieron hacer un trabajo serio y continuado para que las cosas fueran de otra forma, porque vivimos muchos años del “oro negro” y no se supo sacar provecho a otras muchas cosas como hicieron en el oriente asturiano.

    Fíjense donde está Arenas de Cabrales y como es el acceso a este pueblo o a otros puntos de esa zona. Allí se llega a cualquier hora del día y haya más o menos gente, los pequeños negocios familiares están abiertos y dispuestos para recibir a quien llegue. De cualquier rincón, hicieron algo agradable para que la gente pueda admirarlo al pasar y esto se fué gestando con muchos años de sacrificio y pasito a pasito, no les vino todo de repente, pero no se desanimaron cuando llegaron los primeros turistas, sino que les dieron fuerza para avanzar y trabajar duro.

    ¿Si no se hizo en tiempos de vacas gordas, se va a llevar a cabo ahora que no nos llega casi para lo básico?.

    Deberían de ser los jóvenes del concejo los que tendrían que darse cuenta de que alrededor de su casa tienen una riqueza que se puede explotar con la ayuda que se les pueda ofrecer desde el ayuntamiento y emprender algo diferente que con el tiempo pudiera dar buenos resultados. Sin embargo, deben de tener muy claro que es un trabajo de los interesados, las autoridades no van a solucionarles la vida.

    Los negocios, de la índole que sean, no se sacan a flote con abrirlos y ponerse detrás de un mostrador o haciendo un mercadillo los domingos con cuatro tenderetes, son fruto de muchos años de esfuerzo y sacrificio continuado y de muchísmas horas de trabajo. Mucha gente se acostumbró a las subvenciones y eso no deja de ser una limosna, o sea, pan para hoy y hambre para mañana, a no ser que el que las recibe las reinvierta en mejorar lo que tiene para tener un medio de vida para su familia el día que se acaben.
    Las casas rurales, por ejemplo, dicen que tienen poca ocupación, pero había que ver como hacer para que la gente no se olvidara de que están ahí y son los propietarios los que tienen que mover su negocio para que funcione a pesar de la crisis, pero mucho me temo que algunas se hicieron para aprovechar la subvención y lo que más les importa es tener arreglada la casa con una buena ayuda y que vaya pasando el tiempo. La verdad es que esto es triste, pero es también una realidad.

    Ya nos gustaría a todos ver que en Cangas hay vida los fines de semana a partir del sábado a las dos de la tarde !!!!!. La idea del mercado los domingos, teniendo en cuenta las comunicaciones que tenemos y la situación económica actual, tendría que ser algo muy llamativo y bien hecho para que tuviera éxito y pudiera consolidarse porque gente de fuera no se desplaza a Cangas simplemente para ver lo que hay actualmente en el mercado de los sábados.

    No comparto el comentario de que los sábados todo el mundo se tiene que ir para Oviedo porque no creo que sea así en la actualidad. Muchas familias que no eran de Cangas y que tenían sus raíces en otra parte, se marcharon cuando se prejubilaron de la mina, pero eso es algo que es inevitable, sobre todo si sus hijos ya no van a tener un medio de vida en el pueblo.

    Las autoridades lo tienen difícil si los más interesados no ponen de su parte a la hora de llevar a cabo una iniciativa de una forma continuada y aportando ideas diferentes a las que ya conocemos.

    Ojalá que un día no muy lejano veamos en Cangas más gente joven emprendedora y con ganas de trabajar en su pueblo para que se nos conozca y se nos visite no sólo por las fiestas del Carmen sino también por otras muchas cosas que tiene el concejo y que aún no se conocen.

    Un saludo.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.