Más público que ganado en la feria de Ramos de Cangas del Narcea

Ya se sabe: “Cada uno cuenta la feria según le va en ella”

El viejo refrán nos viene perfectamente al pelo para definir lo que fue la pasada edición de la tradicional Feria de Ramos en Cangas del Narcea. “Cada uno cuenta la feria según le va en ella”. Y así mientras los paisanos se daban a todos los demonios por lo bajo de unos precios “que nos levan talmente a la ruina”, los compradores argumentaban que “los paisanos tan locos, a esos precios no hay quien compre. Y mientras la presencia de reses en las ferias sigue bajando, la de vehículos y curiosos “ o aburridos”, como me decía un jubilado de Sierra, sigue aumentando hasta tal punto de que por cada vaca había al menos tres coches en los alrededores del recinto ferial de La Himera.

Otra cosa son el optimismo y las buenas intenciones que se proyectan sobre las ferias tanto desde los responsables de las mismas como de los nostálgicos y optimistas. Tal es el caso de concejal de Agricultura y Ganadería, José Manuel Menéndez, quien señalaba que el mercado habían concurrido 400 cabezas de ganado vacuno y alrededor de 300 cerdos. Optimismo al ultranza el del concejal que más que ganadero parecía un sindicalista dando el parte de asistentes a una manifestación. No obstante no voy yo ha hacer de Delegado del Gobierno y reducir el número a la mitad.

Según sus datos, los precios se mantienen y “las vacas de vida estuvieron valoradas en torno a los 1500 euros, mientras que para las destinadas a carne el precio rondó los 4,20 euros por kilo y en los terneros de cebo se pagaron a 5 euros el kilo”, Menéndez dijo sentirse “sorprendido” por la gran afluencia de ganaderos con ganado porcino. Su precio se estableció entre los 140 y 150 euros en cerdos de 60 a 70 kilos.

Para José Manuel Menéndez que el mercado “haya conseguido este éxito es un claro síntoma de que la gente de la zona quiere que vuelvan los mercados de antes”. Por ello, apremia a todos los ganaderos a que “recuperen la tradición de hacer de los mercados el lugar de venta de sus reses, ya que es la única manera de conseguir que los mercados vuelvan a tener notoriedad”. Claro reconocimiento al hecho de que la mayoría de las reses se venden en las cuadras o, en las ganaderías más potentes, directamente a las grandes superficies o redes comerciales de carne

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.