Nueva junta directiva para la IGP Vino de Calidad de Cangas

Los rectores pretenden conseguir en un año la denominación de origen

La Indicación Geográfica Protegida (IGP) Vino de Calidad de Cangas ha elegido en estos días nueva junta directiva. Este grupo de personas son ahora las encargadas de llevar los caldos cangueses hacia el siguiente paso natural en la evolución de la viticultura de la zona: la Denominación de Origen.
Desde aquí les deseamos toda la suerte del mundo ya que los tiempos que corren no les van a ser especialmente propicios por múltiples circunstancias que todos ustedes conocen y que, por eso mismo, yo no voy a repetir aquí.
Suerte también en la necesaria clarificación de la situación empresarial del sector y del camino a seguir tras un largo recorrido que, positivo en la mayoría de los aspectos, ha estado teñido de un tinte político que no ha sido precisamente lo más indicado para su desarrollo (sobre todo en algunas empresas) e incluso en la propia IGP.

El nuevo presidente de la IGP es Juan Manuel Redondo, de Bodegas Monasterio. Un hombre preparado y conocedor del terreno, su posibilidades y límites. Sabe lo que se juegan y sabrá estar a la altura. Le acompañan en la directiva Antón Álvarez, más conocido como Antón Chicote, como vicepresidente; Carmen Martínez, como secretaria; José María Martínez, también presidente de la Asociación de Productores y Elaboradores del Vino de Cangas (Aprovican), como tesorero; y Pepe Pérez, como vocal.

En la junta directiva, según señalan sus propios estatutos, debería haber el mismo número de bodegueros y de viticultores. La razón por la que ustedes tan solo cuenten cinco componentes en lugar de seis que es lo correspondería viene determinado porque Nicolás Marcos, de Bodegas Dominio del Urogallo, decidió dimitir de su cargo a la mañana siguiente, poco antes de la presentación de la nueva junta.
En la misma Juan Manuel Redondo señaló que “nuestro gran reto es conseguir la Denominación de Origen. Todo el expediente está ya en Bruselas y sólo nos queda esperar. Para conseguirla hace falta demostrar diferenciación y vinculación con el territorio, algo que tenemos sin problemas, pero al ser pequeños quizás tengamos que esperar aún entre medio año o un año”.
Consciente de que la crisis está afectando también al sector el nuevo presidente explicaba que “ya sabemos que no habrá dinero para promoción, y que la cosa está totalmente parada en el Principado. Pero nos centraremos en lo más importante, que es el control y la regulación del trabajo en la viña y la elaboración de los vinos. Que quede claro que lo que se hace bajo este consejo regulador es Vino de Calidad de Cangas y lo que no es vino elaborado en Cangas, que es diferente”. Pues claro queda.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.