Cangas del Narcea: Hoy ponemos el Arbolón

Cuando en la mañana del día del Señor San Pedro, 29 de junio, los primeros rayos del sol lleguen a Ambasaguas se encontrarán, erguido frente a la capilla, el Arbolón de 2.012.
Un año más en la tarde de hoy, día 28, se cumplirá la tradición y mozos de Cangas partirán en busca del arbolón para plantarlo, siguiendo una antigua tradición, frente a la ermita del Carmen en el barrio de Ambasaguas.
Tanto es así que mientras escribo estas líneas oigo el explotar de los voladores en el Prao del Molín. Es la llamada a la concentración en Bar Sotero para, desde allí, una vez dada cuenta de una buena merienda regada con vinos de la tierra partir en busca del árbol idóneo.
No vale un árbol cualquiera. El que se levante frente a la capilla ha de reunir las siguientes condiciones: Ha de ser robado, trasportado a hombros, llegar con la copa intacta y que la misma sobrevuela por encima de la espadaña del campanín de la ermita. Es por ello por lo que, a estas horas aún no se sabe donde irán los mozos a efectuar la corta. Las márgenes de los ríos Luiña o Narcea suelen ser lo lugares mejor colocados para esta visita. Son muchos lo humeiros (aliso común) que en sus márgenes crecen y que cumplen la condición de altura necesaria. Con ella hay que conjugar el grosor ya que hay que transportarlo a hombros y después elevarlo a mano en la estrecha plazoleta con tejados muy juntos y calles estrechas.
Llegue a Cangas por donde llegue el árbol es transportado hasta la Plaza de Asturias (El Corral), desde donde enfila la Calle Mayor hasta la Plaza Conde de Toreno, frente al ayuntamiento. No se hace de un tirón. Sería físicamente muy difícil. Las paradas se suceden en lugares más o menos determinados, generalmente enfrente de un bar que, en la mayoría de los casos, suele invitar a los mozos. Ello sirve para subir los ánimos y conservar las fuerzas. Una vez en Toreno, llega la parte más complicada. Maniobrando con agilidad los mozos logran girara el árbol y lanzarse por la empinada y empedrada calle cuyo nombre: Arrastraculos, la define mejor que todo un discurso.
Frente al Bar Sotero, justo a la entrada del puente calificado como “romano” se produce la última y mas sentida parada. Allí la historia se hace presente y se lanzan los tradicionales gritos de: “Viva María L´Aire”. En alusión a una mujer, vecina de aquel barrio, que allá a mediados del pasado siglo recuperó y potenció la tradición del arbolón justo cuanto ésta agonizaba. Es el recuerdo y el homenaje de los hombres del arbolón a su memoria. Curiosa es la historia de su apodo. Según cuentan, María era una mujer bastante gruesa y los guasones del barrio solían meterse con ella alertándola de que “comiese algo pues se la podía llevar el aire en cual quier momento. La economía del lenguaje en el habla llevó a que el inicial “María que te lleva el aire quedase en “María L´Aire”.
Entre las doce y las doce y media d el anoche, el árbol cruza el puente “romano” y se adentra en Ambasaguas. Ya espera un agujero en la tierra donde se introducirá el tronco, una vez preparado con “el hacho” para que se deslice más fácilmente sobre la tabla que le sirve de guía. La plaza y sus aledaños se encuentran siempre a rebosar. Aparecen sogas, horquillas, guías, y tablones. A tirones, coordinados y la voz de un improvisado capataz, que suele ser un veterano en estos menesteres, (los últimos años Jose Linares), el árbol va subiendo en peligroso equilibrio sobre cabezas y tejados. Según se den las cosas un años se tarda más y otros menos, pero siempre se logra. Una vez enhiesto y asegurado un voluntario gatea, a pulso y sin protección, hasta alcanzar una altura los más cercana posible a la copa. Una ve arriba coloca una corona de flores entre los vítores y aplausos de la multitud. La ceremonia se da por concluida. Pasada la una la verbena y la fiestas adquieren vida propia hasta la madrugada.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.