Cangas del Narcea: Una semana para olvidar, o lo que te rondaré morena

 

 

Cangas del Narcea
Cangas del Narcea

 ¡Vaya semanita que acabamos de dejar atrás!. Todos los días en  el candelero. O en el candelabro que dijo aquella famosilla. El caso es que nosotros estaríamos en el candelabro del culto judío, en el de siete brazos.

Se inicia la movida con la presencia en el ayuntamiento de miembros de la policía judicial, de la sección anticorrupción, pidiendo información y detalles de contratos y concesiones efectuados por la Casas Grande. Indagan, miran, preguntan e inspeccionan ordenadores. El alcalde dice que no hay nada que ocultar.

Se corre la voz y con ella el riesgo. Al día siguiente algún listillo, o listilla, ve por el corredor del ayuntamiento a una joven no conocida vestida de negro y saca su propia conclusión. Llama a la TPA y asegura que la policía está inspeccionando de nuevo en Cangas. La autonómica ni comprueba, ni contrasta, y se columpia: informa de lo cree está sucediendo. Sin embargo no había tal, se trataba de la nueva corresponsal del diario el Comercio que estaba desarrollando su trabajo. Hay carta de disculpa pero el daño ya estaba hecho.

En plena ola de comentarios al respecto se publica que un policía local, Gonzalo Azcárate, y el cabo del cuartelillo, han prestado declaración ante la jueza por supuesto delito continuado de malversación de caudales públicos y de falsedad documental. En concreto se acusa al policía de haber estado cobrando su sueldo a pesar de que no ejercía su trabajo. De hecho, ni siquiera  se encontraban  en Cangas del Narcea. El jefe del Cuerpo estaría imputado por haber colaborado en ocultar este hecho. Se les reclaman 120.028 euros cobrados desde el año 2008, aunque la ausencia del guardia se estaba produciendo desde hace al menos 15 o 20 años con la aquiescencia de los diversos alcaldes y el conocimiento de todos los cangueses. Dicen, como dicen tantas veces, que desde el 2008 hacia atrás eso ya está caducado, aunque se pagase un trabajo no realizado, supuestamente, diremos aquí, con nuestros impuestos

Avanza la semana y aparece una información que acusa al asesor del alcaldía, Carlos Guerrero, de estar implicado en un intento de manipulación de contratos públicos en el ayuntamiento. Concretamente  en la gestión de los aparcamientos de la zona azul. Acusaciones, declaraciones, desmentidos, cada partido arrimando el ascua a su sardina y más leña al mono.

calle jpgSeguimos: el POSE anuncia que si sus dos concejales expulsados dejan de apoyar el equipo de gobierno, la asamblea volverá el readmitirlos con todas las bendiciones. Hubo movida, cabreo de los santones de la agrupación, y al final la citada Asamblea ni llegó a votar. Por cierto que el voto en el último pleno de estos concejales dejó solo al PP y permitió se aprobara el que los plenos vuelvan a ser mensuales.

Y para cerrar, FORO insta a su desaparecido concejal, Jesús González, que lleva más de un años sin dejarse ver por el ayuntamiento, a que entregue el acta o le expulsan.

Y estén atentos amigos que esto no se ha terminado. Se ha abierto la veda y el final del invierno puede ser movido. Hay un expediente abierto por malversación de fondos contra el anterior alcalde y unos funcionarios. Dos de éstos declararon ante el juez de dos formas muy distintas y… a uno se le echa y al otro se le firma un contrato indefinido. Hay contratos prorrogados de trabajadores que no se saben como han entrado en plantilla y juicios pendientes de otros que han sido despedidos. Se han producido ingresos de personal que provenían de otras empresas participadas por el ayuntamiento y que han sido absorbidos sin más inculcando derechos de otros posibles aspirantes…

Y dejémoslo aquí porque caramba, caramba, caramba.

Comentario del lunes, día 25 de febrero,en Onda Cero Cangas

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.