Cangas del Narcea impulsa la generación de pequeñas empresas para la limpieza de las escuelas rurales

Colegio de Bruelles
Colegio de Bruelles

El Ayuntamiento de Cangas del Narcea ha comenzado a regularizar los trabajos de limpieza en los colegios rurales del concejo impulsando la creación de pequeñas empresas locales. El equipo de gobierno ha puesto en marcha una nueva fórmula de trabajo que ha consistido en proponer a las madres y padres, encargados habitualmente de la limpieza de los colegios, darse de alta en autónomos, para tributar por los beneficios obtenidos por la limpieza y establecer un contrato laboral directo con el Ayuntamiento.

Hasta el momento, la limpieza de los colegios rurales se regía por unos convenios firmados, anteriores a 2011, entre las personas que asumían las tareas de la limpieza y el Ayuntamiento, por un importe correspondiente a una media de 7.000 euros por centro. Con esta gestión de la limpieza, el Ayuntamiento desconocía la situación laboral de las personas que desarrollaban el trabajo, es decir, si realizaban cotización a la seguridad social, además de no tener acceso a ningún tipo de factura de gastos.

El alcalde cangués José Luis Fontaniella ha considerado “irregular” esa forma de gestionar la limpieza, “puesto que el Consistorio ha podido estar incurriendo en la generación de un dinero que quien lo recibía, no cotizaba a la seguridad social ni pagaba  sus impuestos como el resto de trabajadores de este país”.

En concreto, los convenios de limpieza que se realizaban en los colegios rurales han costado al Ayuntamiento, en total, 90.720 euros al año. Con la adjudicación contractual presentada en la actualidad, la administración local ha reducido los costes del servicio a 65.720 euros anuales y “con esta fórmula tenemos la seguridad de que el dinero servirá para cotizar, tributar y por lo tanto, no se hará competencia desleal a aquellas pequeñas empresas que sufren por llegar a fin de mes”, apunta el alcalde.

De este modo, el equipo de gobierno ha conseguido reducir el gasto en el servicio de limpieza de los colegios rurales, además de esclarecer las cuentas del Ayuntamiento y promover y consolidar la actividad económica de pequeñas empresas enraizadas en los núcleos rurales.

A pesar de ello, la iniciativa se ha encontrado con las críticas de los grupos políticos en la oposición, “que pretendían seguir apoyando este trabajo de competencia desleal promovido por el Consistorio”, y con las personas cuyo objetivo es continuar realizando un trabajo sin tributar por él.

Por otra parte, estos cambios en la gestión del servicio de limpieza no satisfacen a quienes hasta ahora desarrollaban la labor, los padres de alumnos. Aseguran que no se les notificó en ningún momento los cambios previstos, que se concretan en que a partir de ahora dos personas se harán cargo de la limpieza en los centros de Río Cibea, Valle del Naviego, Santana y Coto Narcea, ahora responsabilidad de más de una decena.  Consideran que no es justo que no se les haya ofrecido la posibilidad de que concurran a la adjudicación del servicio en las nuevas condiciones, que no haya sido una oferta pública o, al menos, entre todos los que hacían el trabajo hasta ahora. Estas quejas ya han sido trasladadas al Ayuntamiento que, según los afectados, baraja publicar unas bases de adjudicación del servicio.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.