Parque de Fuentes del Narcea: El principal problema es el choque entre los interese políticos y económicos de las partes que intervienen

El abusivo uso del termino “consenso” puede traducirse por “si nos pagan bien, todos de acuerdo”

 DSC_3043

Todo el ir y venir, el afirmar, el dudar, el intervenir y el asesorar de cuantos intervienen en la elaboración del Plan de Uso y Rector de Parque de Fuentes del Narcea se reduce a una solo cosa: el choque entre los interese políticos y económicos de ambas partes. Tras la anulación por la justicia del primer Plan, en el segundo ya han surgido las divergencias. Hay propietarios de montes que ya aseguran que se está actuando igual que la primera vez. “No se especifican las compensaciones”, aseguran. Traducido viene a significar que no se les  dicen cuanto les van  a pagar. Y de otra, propietarios de establecimientos hosteleros de la zona aseguran que algunos de estos propietarios, sobre todo en Monasterio de Hermo, no dejan pasar a los turistas e incluso cortan los caminos considerados públicos. También quieren cobrar

Por parte de los políticos se repite una y otra vez la misma cancioncilla, la que vende: consenso, mucho consenso, da igual el signo que sean. Se reúnen y hablan y hablan de consenso y luego cada uno actúa a su bola y según sus intereses. Intereses políticos versus dinero; dinero versus intereses políticos. Un bucle en la argumentación que dirían los más puestos en la cosa.

Hace unos días se celebró una reunión al respecto con el fin de  sentar las bases del próximo PRUB a la que acudieron, además de la consejera de Agroganadería, María Jesús Àlvarez, los directores generales de Recursos Naturales, Fina Álvarez; Política Forestal, José Antonio Ferrera; Ganadería, Rosa Urdiales, y Desarrollo Rural y Agroalimentación, Tomasa Arce; el  director del parque Alejandro López Valderde y los alcaldes José Luis Fontaniella, de Cangas del Narcea, y José Manuel Fernández, de Degaña.

Un momento de la reunión
Un momento de la reunión

Como ya hemos apuntado, Álvarez, perteneciente al PSOE, partido que lideró el anterior PRUG , hizo especial énfasis en la palabra “consenso”, pues es consciente, dijo, “del rechazo que, en su día, generó la aplicación del Parque entre los propietarios. Fue ese descontento, el hecho de sentirse ignorados, lo que llevó a las denuncias ante el Supremo que, finalmente, acabaron con la forma de gestión de Fuentes del Narcea. Es un trabajo de todos el buscar el máximo consenso, un espacio común en el que todo el mundo implicado se sienta cómodo. Debemos dar pasos firmes en ese sentido”,

José Luis Fontaniella, alcalde de Cangas del Narcea, subrayó que la reunión de la junta rectora tenía que ser “un inicio y no un fin, debe servir para arreglar lo que se rompió”. O sea, más consenso. Fontaniella abogó por hacer a los propietarios la parte más importante en la redacción del nuevo PRUG: “Tenemos que hacer partícipes a los propietarios porque son la masa más afectada. Creo que todos estamos en la misma idea, y espero que se mantenga, pues es bueno que esto salga bien”.

Aseguró la consejera no poder dar una fecha para el nuevo Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), “pero cuanto antes mejor, hemos de iniciar el trámite y buscar el máximo consenso posible”. Otra vez el consenso. Con estas palabras, la consejera de Agroganadería, María Jesús Álvarez, mostró la voluntad del Principado de sacar adelante una nueva norma del espacio protegido que cuente con la aceptación de los propietarios de los terrenos afectados es decir con su consenso.

Pues tanto el alcalde como la consejera lo tienen más que claro: en cuanto comiencen a soltar pasta a los propietarios, muchos de los cuales ni siquiera viven en la zona y tienen los citados montes semiabandonados; subvencionas a los que viven del turismo y otros menesteres en la comarca y otros grupos cercanos a la cosa del reparto,  el “consenso “ será total, incluso aunque tan solo figuren un par de propietarios, de los que si viven en el entorno, en el Consejo Rector. Después añaden unos ecologistas para que estén en el candelero y puedan cobrara dietas y puñado de políticos y todo aderezado. Consenso total, seguro

La junta rectora del Parque Natural de Fuentes del Narcea está formada nada menos que por 33 personas: 10 de ellas pertenecen a la administración regional,; 10 a la local, el director del parque, un representante de los ecologistas, un representante de la universidad y 10 de asociaciones y afectados.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.