Como cercenar el desarrollo económico del surocidente desde el gobierno regional, desde la óptica de Joaquín Fernández

Parque

El responsables de información del Partido Popular de Cangas del Narcea, Joaquín Fernández, ha hecho público un comunicado en el que expresa con claridad su postura con respecto a la gestión de la visitas turísticas a la comarca y de las organizadas para avistamiento de osos que están alcanzando gran importancia.

Dice así:

 “Pertenezco a ese grupo de habitantes del suroccidente de Asturias que, por mi profesión, lleva recorriendo la comarca, especialmente el concejo de Cangas el Narcea, desde hace medio siglo, y no alcanzo a comprender el desprecio continuado hacia los habitantes de esta zona por el Gobierno del Principado y especialmente hacia los habitantes del interior del parque natural de las Fuentes del Narcea Degaña e Ibias, donde los sucesivos gobiernos socialistas de Asturias llevan décadas instigando sobremanera.

Las declaraciones publicadas en LA NUEVA ESPAÑA el pasado día 13, en las que el Señor Zapico, director de la Fundación Oso de Asturias, rechaza la iniciativa empresarial de ofrecer la posibilidad a los turistas que visiten la comarca surocccidental avistar osos sin molestarlos, basando su negativa en que los turistas no van a respetar las normas, es una paupérrima disculpa que me parece, además de inaudita, un insulto a la inteligencia y, por supuesto, un menosprecio a la educación de los ciudadanos que opten por esta alternativa.

Si a esta declaración sumamos la del señor Graciano Torre, quien aseguró, en su visita al parador nacional de Corias, que se estaba estudiando la posibilidad de crear paquetes especiales para que los turistas del establecimiento pudiesen visitar Muniellos (sin pensar, por supuesto, en el resto de establecimientos turísticos) posibilidad que en sólo 24 horas y sin ponerse rojo descartó, cercenado con este inexplicable y rápido giro complicando un desarrollo turístico sostenible y la viabilidad del Parador de Corias.

Ese mismo día se publica también una tercera noticia importante, la denuncia de ASAJA de la enorme deuda que la Consejería mantiene con los ganaderos, noticia que hace unos meses la Consejera María Jesús Álvarez reconocía que se remontaba al año 2011 y que supera con mucho el millón de euros.

Joaquín Fernández
Joaquín Fernández

Si a estas tres noticias sumamos la decisión de este mismo mes del Tribunal Supremo anulando el plan rector de uso, gestión y de desarrollo sostenible del parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias aprobado en 2006, en base entre otras cuestiones que la memoria o estudio económico financiero incumple la ley de conservación de los espacios naturales y de la flora y fauna silvestres, llegamos a la siguiente conclusión.

Tenemos cuatro noticias que se pueden resumir con estas frases:

1.ª Sr. Zapico: No a la iniciativa de avistar osos sin molestarlos, igual a no a ingresos por turismo.

2.º Sr. Graciano Torre: No a la iniciativa de optimizar visitas a Muniellos igual a no a ingresos por turismos.

3.ª Sra. M.ª Jesús Álvarez: Impago y retraso de daños por fauna salvaje igual a no ingresos por daños de osos y lobos y demás fauna salvaje.

4.º Tribunal Supremo dictamina que no hubo compensación económica en el plan de desarrollo sostenible del parque igual a no ingresos por restricciones derivadas de la declaración del parque desde el 2006.

P.D. La comercializadora de carne Ascar debe en torno a un millón de euros a los ganaderos, igual a no ingresos por venta de carne (la Consejería, que tiene acciones en esta comercializadora, opta por la postura de Poncio Pilatos).

Qué quieren que les diga: cada día tengo que creer más a aquel eurodiputado socialista que allá por el año noventa, en una reunión, nos asombró diciendo que Bruselas y, por supuesto, el Gobierno del Principado trabajaban para preservar el espacio comprendido entre La Espina y Ponferrada por el buen estado de conservación que éste presentaba.

Conclusión. Con la teoría del palo y la zanahoria lleva el Gobierno socialista décadas oprimiendo y discriminando a los habitantes del suroccidente de Asturias, sobre todo a los de las zonas rurales, priorizando la conservación a la sostenibilidad, sin unas mínimas compensaciones.

Esta situación que se prolonga en el tiempo, generó, genera y generará, fuertes tensiones porque están obligando a los vecinos a asumir solos el alto coste de preservar un espacio que ellos conservaron, y conservan, para disfrute de todos.

Esta continua y más que excesiva presión sin ningún género de duda es un error de políticas erráticas que cada vez está instigando más a los afectados a salvar esos obstáculos por medios poco ortodoxos harto conocidos”.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.