Barriga Hubiera 1988. Cuando sus Bodas de Plata

Como buen jubilado ando revolviendo entre los papeles del pasado en busca de sensaciones de otros tiempos que ya no volverán.

Entre aquellos encuentro un artículo fechado en 1.988 que se titula “Barriga Hubiera”. Como quiera que esta peña celebra mañana, sábado día 13, la fiesta del cincuenta aniversario de su fundación, sus Bodas de Oro con la pólvora, decido rescatarlo y traerlo a esta página. No está firmado, pero me arriesgo a decir que pudo ser escrito por Rafael Álvarez (Falo) miembro de dicha peña.

Dice así:

MERA.-Joaqui y Falo en el Cascarín
MERA.-Joaqui y Falo en el Cascarín

“Unos amigos, que formaban una pandilla de las muchas que existían en Cangas del Narcea, y que si la memoria no me falla se podían hasta numerar y nombrar, como las del Paseo; Calle de Abajo, El Mercado, Calle Mayor, La Plaza, El Fuejo, El Corral, etc., decidieron que, siguiendo la tradición de los mayores, había que participar de la fiestas de la villa y la mejor forma era juntarse a cenar y tirar unos voladores. Así que con unas cuantas tortillas de patatas, latas de conserva, empanadas y un garrafón de 16 litros de vino escogieron la víspera del día 16 de julio, “EL CARMEN”, para encaminar sus pasos hacia algún lugar, eran ya las diez de la noche, y prepararse a cenar.

Solamente existía un problema: ¿adonde ir? Después de muchas “deliberaciones”, Nel Cuesta, -guerrero importante de la Peña- nombró el Barrio del Cascarín como el sitio idóneo para comer, beber y participar en el bello espectáculo de la víspera del Carmen- moción muy política pero que fue llevada a efecto.

Aquella “pandilla formada, permitid que lo diga y perdonad si me olvido alguno (que no  es está ni mucho menos mi intención) por Falo, Nel Cuesta, Pin Rengos, Arturo Pertierra, Sedundino el de la Planchadora, Victor Gion, Joaquín Saburcio, Esteban el Pepillo y Modesto, el de Don Liberato, tomaron por asalto el barrio del Cascarín, en su parte más alta, y compartieron cena con los vecinos de Llamas.

Poco tiempo después y debido a afinidades, amistades, situaciones más o menos definidas por invitaciones y otras cuestiones relativas a las cenas que en aquellos entonces iban surgiendo entre toda la juventud canguesa, dicha pandilla se fue incrementando con elementos como: Jose Avello, Joaqui Cuervo, Miguel A. Quevedo, El Frailín, Tahoces, Arce, Paco Firo, Victorino, Peña, Caniecho, Fanjul… etc. Hasta dar con lo que se llama hoy Barriga Hubiera.

No vamos a discutir de dónde proviene el nombre de la peña, pero me consta que Nel Cuesta- otras vez- tuvo mucho que ver en un nombre tan cangués y tan “bablista”, pues es sabido que, después de una buena fartura, cuando te ofrecen más comida – traducida en pito de aldea, jamón cocido, truchas del Narcea u otras “caxigalinas”- los cangueses estamplando ya de lo anteriormente comido exclaman:¡barriga hubiera!.

No quedaríamos en esta peña conformes y a gusto si no damos a ese barrio del Cascarín, y a sus gentes, las gracias por habernos soportado en nuestras “borracheras”, cenas, libaciones, y habernos permitido entrar “a saco” en sus casas y bodegas, amén de aguantarnos aquellos cantares que hacen de Cangas la villa más entrañable de Asturias.

¿Cómo a va a a pasar de largo Barriga Hubiera sin detenerse en casa de Ibo, entrar en casa de Abundio, saludar a la familia del Cazador, estar con Emilio el Ferreiro, oir a Pládano o “asaltar” la casa de Seguro?. Siempre nos quisieron, nos dieron ánimos, compartieron los “capilés” y aplaudieron nuestras tiradas.

Por ello el Cascarín toma relevancia cuando Barriga Hubiera lo menciona, se nos llena la boca de agua, nos emociona, y cuando encaminamos nuestro pasos hacia su empinada cuesta, pasando por delante de la capilla de la Virgen del Carmen, vamos orgullosos de estar en el corazón de Cangas, con perdón de todas las personas que se sientan, como nosotros, cangueses.

Hace 25 años de nuestros primeros pasos como peña. Hoy solo nos queda decir que, con las bajas de algunos y las incorporaciones de Gilberto, Nacho, Ángel el ingeniero, Mateo, Castro, Mestas, Pepín del Blanco, Roberto Cachón y su guitarra, Alberto, Piris, Sargonaes, Corsino, Vicente Lastra, Pin Amador, Fito, Pepito Tandes, Peñera, Tino Pénjamo, Garnolas y José Ramón, la peña se consolida.

Desde aquí saludamos a todas las peñas cangueses y damos las gracias a todos los cangueses que contribuyen a que Barriga Hubiera siga perviviendo.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.