CANGAS DEL NARCEA.-EL BELÉN VIVIENTE DEL MAESTRO CASANOVA

 

El primer Belén
El primer Belén

 Veinticinco años se cumplen en este que comienza, un cuarto de siglo que en los patios del C.P. Maestro Casanova se celebró el primer Belén Viviente con la participación de todos lo alumnos y profesores del Centro. Estoy seguro que a muchos de vosotros, a los que os movéis entre los treinta y los cuarenta y hacia abajo, y a los padres de esas generaciones, os despertarán gratos recuerdos  estas líneas.

 “Escuchad en silencio. Os voy a contar una historia, pero una historia muy especial, tan especial que los personajes que en ella intervinieron hace ya más de dos mil años, por medio de esa magia que siempre trae la Navidad, van a aparecer de nuevo entre nosotros. Ahora… psss… silencio.

Allá por el lejano oriente, en Galilea, había una aldea muy pequeña, tan pequeña como tantas de las que tenemos entre los montes de Cangas. Y allí, en una también muy pequeña casa, vivía una joven llamada María. Era muy buena y obediente. Y… mirad lo que ocurrió: Un día, cuando se hallaba sola en su casa…

  A partir de este momento las escenas se sucedían en activa frecuencia mientras los personajes de la historia, encarnados por los alumnos del Colegio Maestro Casanova, interpretaban a los mismos. Todos, absolutamente todos eran partícipes. Y quizá por ello, y por la implicación de los profesores, fue algo muy personal y entusiasta que todos vivimos con especial entrega. Los momentos políticos, los aires de reforma y las jubilaciones acabaron incomprensiblemente con el mismo cuando ya era algo especial de estas fechas y de la villa de Cangas.

La primera idea de lo que después fue una gran escenificación belenista llegó de mi mano desde Soto de la Barca donde en los inicio de los setenta ya habíamos representado algunas escenas aisladas como la marcha de María y José hacia Belén, partiendo en burro desde las escuelas, y la escenificación del nacimiento y la adoración de los pastores que se hacía en la iglesia. Allá en 1.978, el Niño Jesús estuvo encargado por mi hijo José Luis, a la sazón con ocho meses, y que después, ya en Cangas, encarnaría a San José junto a Imma Rivera, de María

En 1.989 se realiza el primer Belén Viviente en los patios escalonados que entonces tenía el Maestro Casanova. Roberto Veiga fue el primer San José y Lorena  la primera María, siendo relator Ángel Vázquez. Entonces había un coro encargado de interpretar los villancicos, prácticamente todos ellos con origen extremeño, y que muchos de aquellos alumnos aún recuerdan

El empadronamiento
El empadronamiento

 “¡Perfúmenes! ¡perfúmenes!,¡llevo los mejores perfúmenes de oriente!.¡Huela y llévenselos!

 El mercado se animaba con las idas y venidas de alumnos que hacía de compradores y vendedores. Y una concesión a la tierrrina:

 “¡Vino, vino de Cangas”. ¡Una delicia al paladar! ¡Lléveselo por un solo denario!

 Y hasta allí llegaban, entre  el sonar de trompetas y redoblar de tambores, los soldados y el pregonero del César haciendo llegar al pueblo el decreto de empadronamiento.

 “ Yo, César, emperador de Roma y de todas sus gentes y tierras ordeno: Que todos aquellos……”

 En los primeros años, el edicto se leía desde el balcón del ayuntamiento con insignes pregoneros como Mario Vázquez. Nada menos que en la terraza de Morodo engarabábamos el ángel de le Anunciación siempre de la mano de Doña Gloria que confeccionó para el mismo las alas y la primera túnica. Un megáfono lograba que su voz llegase a todos y un foco que se viese desde los patios y almenas.

 “Todos los habitantes del imperio se disponen a cumplir la orden del César. Y así, en Nazaret, un matrimonio ha de emprender el camino”

 Mientras perduran los patios escalonados, María llegaba en un burro de cuyo ronzal tiraba José. Hubo que suprimirlo cuando se efectuaron las obras de adecuación de aquellos y aparecer toda una serie de obstáculos para el paso del animal. Junto al Portal las ovejas. El último cambio fue el trasladar el evento al Prao del Molín ganando espacio, ambientación y un mejor agrupamiento de las escenas y del seguimiento de las mismas

Por el Belén pasaron posaderas geniales que dejaron huellas por la enérgica interpretación de sus papeles como Margarita o Geli. Junto al de María fue uno de los papales más demandados.

 “Estamos hartos de pobretones y galileos sin un denario. Y, encima, en vez de dineros nos traen problemas”.  Y golpeando las palmas apuraban a la pareja que buscaba posada “¡vamos, vamos, aligeren!”.

 

Pastores en el Belén
Pastores en el Belén

Los chavales de octavo en un principio y los de sexto al final eran los encargados, de la mano de don Ángel, de montar las casetas de las posadas, con sus chimeneas echando humo, y el Belén. En los primeros años, vestidos de pastores, montaban un fuego real junto a las almenas, donde arranca Arrastraculos, y allí asaban chorizos y montaban una buena movida, pero siempre dentro de un orden. Allí estaban siempre los más rebeldes y difíciles que, curiosamente, de todas las tareas escolares, era esta la que realizaba con más entrega y entusiasmo. Otro grupo se encargaba de la “seguridad” colocando vallas y regulando el paso de los asistentes de un lugar a otro.

A medida que pasaban los años todo se fue perfeccionando. De los megáfonos y las carreras de un lugar a otro con los mismos se pasó a una mesa de mezclas y dos magnetófonos conectados a la misma. Se agregó iluminación, también regulada desde la mesa, creándose diversos efectos y juegos. En los últimos años un cañón de luz seguía el caminar de la pareja o la llegada de los Reyes. A final todos los diálogos de los personajes se grababan en DVD con lo que audición mejoró muchísimo. La sincronización, de luces, música y movimiento ya no fueron problema alguno.

 Y allí sucedió   (Llanto del recién nacido) Cumplido el tiempo, María dio a luz a su hijo, lo envolvió en unos improvisados pañales y los reclinó en el pesebre (La estrella sobre el portal se enciende)

 Todos los niños del Centro, distribuidos en corros según cursos, comienzan a encender sus velas. Doña Felisa, directora durante tantos años, se acerca al micrófono situado junto al Portal:

“Y ahora que ya tenemos al Niño entre nosotros, vamos todos a saludarle y a darle la bienvenida, pero vamos a hacerlo ofreciéndole algo, algo verdaderamente nuestro, algo que nos cueste………

Adoración del Niño en el 2000
Adoración del Niño en el 2000

 Y los alumnos, uniendo todos sus manos y alzando la velas al cielo, mientras sonaba de fondo el  Happy Christmas, de  John Lennon, recitaban con ella

 Padre Nuestro que has nacido

tan humilde y tan chiquito,

venga a nosotros la Paz

en la alegría de Cristo.

Y el pan que hoy recibimos

reparte entre mis hermanos,

entre los niños que sufren

hambre y frío abandonados.

Entre las madres que lloran

porque han perdido a su hijos,

entre los viejos que mueren

en sus soledad malditos.

Por todos niños Jesús

estos niños te pedimos

y tus glorias cantaremos

en cientos de villancicos.

  Y todos comenzaban a cantar “Campana sobre campana”

 En un corro, un grupo de pastores discuten de sus cosas cuando  un trueno tremendo les asusta. Un foco de luz hace aparecer un ángel.

Escuchadme y no temáis. Os traigo una gran alegría……encontrareis un niño envuelto en pañales y reclinado en un pesebre. Ese es. Id  Y marchan contentos hacia Belén envueltos en villancicos

 Y otra concesión a lo nuestro

“La noticia del nacimiento del Niño llegó también al lejano y montañosos país de los astures. Allí, en una pequeña aldea llamada Cangas y situada junto al río Narcea, sus habitantes recibieron así la noticia (estallan tres barrenos lanzados desde El Lagarón). Y tras celebrar junta en la Plaza Mayor deciden enviar a Belén una comisión de vecinos para ofrecer al recién nacido su música y sus presentes”.

Un grupo de niños vestidos de asturianos se acercan al Portal precedidos de los gaiteros en unos años y luego ya con gaitas enlatadas.

Traémoste esta fogaza desde la tierras de Cangas, donde sus gentes honradas, al igual que en todo el mundo, ríen, lloran y trabajan. Que no falte nunca el pan en nuestra querida Cangas”.

Y la acción se traslada al palacio de Herodes. Y seguidamente, partiendo desde un corro especial, dos niños por curso se acercan al portal ofreciendo  sus presentes y señalando en el micro qué es y para qué ha de utilizarse

 -“Un pastor le ofrece al Niño una cántara de leche…. Para que tu madre te haga mañana el desayuno”.

-El otro una castañas….. Para que hagáis un amagüesto

 Y así, una tras otra, las escenas continúan sucediéndose…

 “Mientras esto sucedía en Palestina, allá en un lejano país aún más al oriente, un extraño suceso aconteció en el cielo” …… y el disparo de una palmera de fuegos de artificio pillaba siempre por sorpresa a niños y mayores. Y sonaba una música que no se cambió a lo largo de los años y la caravana de los Reyes comenzaba a acercarse al Prao del Molín, Y llegaban hasta el Portal y después se dirigían a sus tronos donde recibían a todos los niños presentes mientras los villancicos sonaban con potencia…

Carta a los Reyes
Carta a los Reyes

 El que esto firma, junto al resto de maestro respirábamos entonces aliviados liberando las tensiones de un mes. Todo había sido perfecto. Y juntos marchábamos a celebrarlo.

 Ahora solo nos queda  la nostalgia de un tiempo ido.

 FELIZ AÑO Y PAZ Y TABAJO PARA TODOS

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Un comentario en “CANGAS DEL NARCEA.-EL BELÉN VIVIENTE DEL MAESTRO CASANOVA

  • el 8 enero, 2014 a las 13:14
    Permalink

    Muchas gracias por escribir esto, que nostalgia tengo. Yo hice el papel de María y aún conservo el guión con mucho cariño. En ese colegio pasé los mejores años de mi vida. Gracias gracias y gracias.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.