De la sede al nicho.

microPues miren ustedes por donde hoy les hablo en sede radiofónica. Casi nada ¿eh?. Podría haberles dicho que lo hago desde la radio, pero donde va a parar. De una cosa a otra hay un mundo. En sede radiofónica tiene mucho más lustre, es más in y  desde luego mucho, mucho más progresista.

Porque ¿vamos a ver? No es lo mismo que el chorizo de turno, el de guante blanco, declare en el juzgado, como se ha hecho siempre, a que lo haga en sede judicial. Esto tiene mucho más empaque, más señorío; es como si lo hiciese entre alfombras, cortinones y candelabros y escoltado por toda la tropada de Telecinco y afines. En el juzgado solo declaran los choricillos de tres al cuarto.

Hoy todo se hace o se prepara en alguna sede. Los grandes partidos tienen sedes, no locales. Pepito hizo las declaraciones en la sede del partido. Y hasta en los más pequeños pueblos, como los nuestros, te espetan que la rueda de prensa se efectuará en la sede del partido, poco más que un local con una mesa y cuatro sillas pero que se define como sede

sede jpgUn tanto mosqueado me voy al diccionario y leo: “sede: silla de un prelado que ejerce su jurisdicción. O sea que toda esta  rimbombancia lingüística es para decir que yo les hablo sentado en una silla y el detenido, bueno el imputado, lo hace en otra, aunque no tengamos jurisdicción.  Sigo con el diccionario: diócesis o capital de una diócesis. De ahí el que yo entendiera lo de sede en cuanto a sede episcopal como lugar de residencia de un obispo o Santa Sede si se refería al Papa. Pues ahora hasta los entrenadores del Cangas y el Tineo hablan en la sede del club. Y todos desde   sede bursátil, o económica, o colegial, o parlamentaria o chigrera

Y pronto nos dirán que lo hacen en la sede y  en forma sedente, en el decir sencillo y llano: sentados. Nos dirían algo así como: “En la sede del histórico, leal y acrisolado club balompédico de la localidad, el mister locutó una sentida loa en forma sedente ante un público erguido de entusiasmo”.¡Toma allá!

nichoBusco de nuevo: nicho: concavidad hecha en el interior de un muro para colocar algo. Cualquier concavidad para colocar una cosa como en lo cementerios un cadáver. Esto estaba “chupao”. Pues no amigo, no. Resulta que no, ahora en los nichos no se coloca nada ni siquiera cadáveres. Que ahora de los nichos se saca la intemerata y son como un pozo sin fondo. Por sacar, se sacan hasta trabajo y trabajadores. Dicen los manipuladores del lenguaje. “Hemos creado un nicho de empleo”, “instalaremos un nicho de emprendedores. Ahora entenderemos por qué el paro no baja y no hay forma de que salgan empresarios, ni siquiera emprendedores. ¡Pero como van a sacar una cosa ni otra de un pequeño hueco!. Si al menos hablaran de canteras.

Y lo acaban de bordar cuantos todos ufanos te dicen que al lado del nicho de emprendedores han colocado un vivero de empresas y un semillero de ideas ¡El acabose!

 

Caramba,caramba,caramba

 

Crónica emitida en Onda Cero la pasada semana

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.