“Operación Loki”. Cientos de ganaderos implicados en una presunta estafa por doble cobro de los daños del lobo. Algunos guardas en la trama ante la pasividad de la Administración.

 En la historia del lobo, los montes, los ecologistas y los ganaderos se ha abierto un nuevo capítulo. Si lo que aquí se cuenta se verifica será un paso más del descrédito en que están cayendo muchas instituciones y en al que están comenzando a agregarse, (algunos ya han caído ha tiempo) los ciudadanos. 

 lobos

Según diferentes informaciones de prensa, desde hace unos días centenares de ganaderos de la región están recibiendo la visita de los agentes de la Guardia Civil que les entregan  una carta en la que se les comunica que se han abierto diligencias contra ellos por una presunta estafa al haber cobrado supuestamente por partida doble las indemnizaciones correspondientes a los daños del lobo a sus animales.

La cosa tiene su miga, sobre todo vistas la cantidad de protestas que se han llevado contra el lobo y sus daños sin que ello presuponga que haya muchos ganaderos, que lo hay totalmente honrados en su proceder.

El asunto iba así: Por un lado cobraban compensaciones económicas del Principado y por otro los pagos que venían reflejados en la póliza que tienen suscrita con su entidad aseguradora (Agroseguro). Desde la Unión de Campesinos Asturianos (UCA), se estima que son más de 350 los ganaderos que ya han recibido este tipo de notificaciones. En ellas se les comunica que la Fiscalía ha abierto diligencias contra su persona por una presunta estafa al haber cobrado dos veces una indemnización por el mismo daño. Nosotros no estamos incondiciones de informarle de la cantidad de ellos que pertenecen a los concejos del suroccidente astur

La denuncia inicial de lo expuesto parte de la Coordinadora Ecoloxista que  sostiene que en el Principado no sólo eran conocedores de estos hechos, sino que los permitían, por lo que también les achacan un presunto delito de prevaricación. “Sabían lo que estaba pasando porque se lo dijimos y no hicieron nada. También se lo comunicamos a Agroseguro y ellos también se pusieron en contacto con el Gobierno regional. El Principado estaba encubriendo estos hechos y tendría que responder. Lo que no sabemos es si los que permitían estos dobles pagos en la Administración se estaban lucrando”, señalaba Fructuoso Pontigo, de la Coordinadora Ecoloxista.

Desde la Coordinadora  no se atreven a determinar el importe al que puede ascender esta presunta estafa, aunque sí apuntan que rondará varios millones de euros precisando que en torno al 35% de los daños del lobo se habrían pagado dos veces. “Agroseguro reconoce unos 400 pagos al año”, indica Pontigo.

Por su parte el secretario general de UCA, Joaquín López, explicó que todas las denuncias que está entregando la Guardia Civil provienen de hechos no anteriores a 2010. Consideran que se deben a una cláusula nueva que aplicó Agroseguro aquel año que incluyó  una cláusula que hacía referencia al abono de los daños ocasionados por la fauna silvestre de la que antes carecía. A partir de entonces, según UCA, empezó a abonar estos pagos.

Un ganadero de Asturias paga de seguro lo mismo que los de otras partes del país, pero no se les da la posibilidad de renunciar a esa cláusula. Hay casos de ganaderos que han cobrado dos veces que pensaban que tenían derecho a recibir este dinero de su seguro, por un lado, y del Principado por otro”.res muerta

Y ahora para rematar la faena los mismos medios informan que la Guardia Civil investiga  varios casos de guardas rurales del Principado “por un presunto fraude a la hora de peritar y verificar daños por ataques de lobos”. La Benemérita tiene conocimiento de al menos dos casos en los que paralizó los expedientes de indemnizaciones a punto de firmarse. En ambos sorprendió la “llamativa” cuantía de la indemnización (que en un caso ascendía a 150.000 euros en un año) y el hecho de que la misma foto del animal muerto se atribuyera a distintos daños separados en el espacio y en el tiempo. Los investigadores sospechan de que “no se comprobaba bien” que la autoría del ataque fuera del lobo, de que se establecían “interesadamente” los rasgos de los animales atacados,  al ir la cuantía de la indemnización en función de sus especiales  características, y que el guarda y el ganadero estarían “compinchados” para repartirse la compensación. “.

Todo ello ha llevado a la puesta en marcha de la “Operación Loki” por medio de la cual.  el Servicio de Protección de la Naturaleza de Asturias (SEPRONA) y la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (UCONA), desplazada desde Madrid, iniciaron una investigación en la que se detectaron 1.200 casos presuntamente irregulares de un total de 10.000 expedientes analizados desde el año 2010 y que afecta a cientos de ganaderos asturianos la mayoría de ellos del occidente) .Las cantidades defraudadas oscilarían entre los 800 euros y los 65.000 euros por ganadero.

Los implicados estarían incurriendo en un “enriquecimiento ilícito”, ya que la ley de seguros sólo permite una única indemnización por cada daño. Además, estarían incurriendo también en un delito de “estafa” si, a sabiendas de haber cobrado por una parte, solicitasen la indemnización a la otra.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.