La problemática de los espacios educativos en Cangas del Narcea y la necesidad de un comedor escolar

 

C.P. Obanca
C.P. Obanca

A raíz del tema planteado desde el C.P. de Obanca  sobre su falta de espacio ante el aumento de matrícula se plantea un traslado de alumnos de un lugar a otro, “un ajuste”. Opiniones habrá para todos los gustos y en, en muchos casos, como casi siempre suele suceder en estos casos, “interesadas” y en función de los intereses propios o de grupo.

  La situación

 El Colegio Rural Agrupado de Obanca, ubicado en el barrio de El Reguerón, en Cangas del Narcea se está quedando sin espacio debido al aumento paulatino de   la matrícula en estos últimos años. Esto sucede cuando en los otros dos de la villa, El Maestro Casanova y el Alejandro Casona, disminuye al igual que ocurre con los demás Centro Rurales del concejo

Obanca es el centro de referencia de muchos pueblos del concejo y además, y aquí está la madre del cordero, es el único que ofrece comedor en la villa y solo otros dos en el municipio , los ubicados en Bruelles y Vega de Rengos, ofrecen ese servicio.

El número de alumnos ha incrementado hasta los actuales 126 y el número de estudiantes por clase ha pasado de unos seis o siete alumnos por unidad de Infantil de hace pocos años, a clases de 17 a 20 niños que, cuando accedan a Primaria, no tendrán espacio en unas aulas con capacidad para unos diez.

  Posición de los padres

Escuela Hogar
Escuela Hogar

Para los padres con hijos en Obanca este constreñimiento de espacios hace que no se disponga  de aulas específicas de inglés, música o plástica, por ejemplo, y  lo sniños pasan muchos recreos dentro por falta de patio cubierto. Las instalaciones se hallan en mal estado  y existen barreras .Tampoco hay un paso cubierto para acceder desde las aulas al comedor, situado en el edificio de la Escuela Hogar, a unos 30 metros, una gran distancia para los más pequeños en días de lluvia. Ven totalmente necesario el dar una salida urgente a esta situación y resalta que es el único centro que oferta comedor y por tanto “permite conciliar la vida familiar cuando los dos padres trabajan”.

  Primera solución: volver a los orígenes

 Según la directora del CRA de Obanca, Begoña González, la Consejería de Educación ofrece dos opciones;

 La primera pasa por devolver el colegio a sus antiguas instalaciones, hoy ocupadas por el Instituto de Enseñanza Secundaria de Cangas y más alejadas aún de la villa. El edificio fue cedido en 1.997 ante el aumento del número de alumnos, cuando el primer ciclo de enseñanza secundaria (1º y 2º de la ESO) pasó a los institutos. Los alumnos que allí se encontraban fueron recolocados sin muchas dificultades en tres edificios anexos al complejo que configura la Escuela Hogar que había dejado de tener función como tal y acogía otras actividades especialmente veraniegas.

 Repercusiones negativas en el Instituto si se le priva de un edificio

Por su parte desde el Instituto de Secundaria se señala que de privárseles de un edificio sus alumnos quedarían “hacinados” y consideran que sería “perjudicial para la comarca” porque es el único de la zona y aquí vienen todos los alumnos a estudiar, incluidos los de Obanca”.

La directora del Centro cree que lo peor sería para los alumnos que llegan nuevos al Instituto: “el edificio se usa para que los alumnos de los dos primeros cursos puedan integrarse en su nueva vida de la forma menos traumática posible. Hay que tener en cuenta que muchos de ellos vienen de la zona rural, de aulas con poca gente e, incluso, con diferentes edades. Que tengan un edificio para ellos no es lo mismo que entrar con otros 500 chavales, ya mayores y más experimentados”. El Instituto tiene unos 700 alumnos. Algo más de 200 son los que usan el citado edificio, en concreto los dos primeros cursos de la Educación Secundaria.

Por otra parte se apunta que al perder un edificio completo se perdería también la posibilidad de tener aulas específicas y aumentar grados de Formación Profesional. Ahora mismo hay tres, pero podrían presentarse situaciones en el futuro a las que no se podría optar por falta de espacios.

 Segunda: Utilizar la antigua Escuela Hogar

La otra opción que se presenta es, precisamente, reconvertir la Escuela Hogar en un colegio de Infantil y Primaria. Actualmente hay alojados en la misma  unos diez alumnos de Bachillerato, una enseñanza no obligatoria y, por lo tanto, sin obligatoriedad de la administración de ofrecerles el hospedaje. También es utilizado  por profesores de los centros del concejo que pagan su estancia. Además, como ya hemos señalado, el edificio acoge en verano a los participantes de diferentes acontecimientos deportivos organizados bien por el ayuntamiento bien por asociaciones privadas.

 *De ubicarse aquí el nuevo colegio estas tres opciones desaparecerán.

Comedor Obanca
Comedor Obanca

  Tercera: Construcción de un nuevo edificio

 El Ayuntamiento de Cangas del Narcea ha puesto a disposición de la Consejería de Educación un terreno municipal del polígono industrial de Obanca, adyacente al viejo edificio del instituto de Cangas, donde se podría levantar un nuevo edificio.

*Sería una solución alargo plazo y con graves problemas de financiación

 Una solución global

 Desde hace ya tiempo se vienen hablando de una reestructuración total de los espacios dedicados a la enseñanza de Primaria en el concejo en general y en la villa muy en particular. Centrémonos en esta:

Actualmente se cuenta con los siguientes edificios:

Colegio de Obanca.- Origen del problema  que con 126 alumnos se está quedando sin espacio. Es el único que tiene comedor, servicio que debe mantenerse

C.P. Maestro Casanova. En el centro de la villa y con dos edificios integrados pero separados por un patio interior.

C.P. Alejandro Casona. Es el más grande de todos y el que dispone de mayores instalaciones ya que se construyó como Instituto de Enseñanza Medida y a tal menester se destinó durante muchos años. En el se halla integrada la Escuela Infantil

Colegio Infantil del Fuejo.- Situado en el Barrio del mismo nombre tiene seis unidades.

Instituto de Secundaria.  Dispones de cinco edificios y una matrícula aproximada de 700 alumnos.

En total la villa canguesa tienes unos 1.300 alumnos que han de repartirse racionalmente en los centros citados.

Un replanteamiento general del reparto racional y lógico de los espacios educativos sería sin duda, si no la mejor, sí una de las mejores soluciones al problema planteado

El Fuejo
El Fuejo
.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.