BERZOCANA.- En defensa de los caminos públicos. Según Paco Díez “las alambradas están cortando muchos de ellos ante la pasividad de la alcaldía”

 camino

Lo había comentado en más de una ocasión con mi mujer cuando  cada verano paseábamos o después, al coincidir con unos u otros, para contrastar recuerdos muchas veces diluidos ya en el tiempo.

La primera vez creo que me pasó intentando hacer el camino de Solana por la Fuente de las Carretas y Cerro de la Viñas arriba. Aún me acordaba de un San Cosme en que una buena tropa de aspirantes a mozos y mozas decidimos ir a Solana en burros y algún caballo. Quedamos en el cruce de Las Cortes y Carretas, en el poyo de tío Gregorio “Tostao” para poder subir cómodamente a los burros. Pasamos la fuente y enfilamos la subida. Al coronar el cerro bajamos de nuevo pasando junto a un establo que era de tío Pepe Ventura. Después de nuevo a subir y, tomando la cuerda del monte, seguir todo recto por detrás de la antigua ermita de San Isidro  hasta llegar al comienzo de la calle principal de Solana (principal y única decíamos nosotros para chingar a los vecinos).

Pues ese fue el camino que quise hacer de nuevo. Inútil empeño. Nada más subir el cerro una alambrada me cortó el camino. Intenté desviarme hacia la derecha, hacia las casas rurales. Nada, otra alambrada. Hacia la izquierda salía otra senda. Metros más allá otra alambrada, pero una de las estacas estaba caída y se podía pasar sobre los alambres espinosos. Buscamos la salida en dirección a la ermita de la Concepción y la era de la Mocara. Nos costó un mundo encontrar un hueco para poder salir. Al final, en un lugar en que una alambrada estaba muy deteriorada logramos bajarla con un palo y pasar.

Esto mismo nos pasó más veces y por muy distintos caminos. Incluso nos resultó imposible acceder al charco Pinito al estar cortados por alambres de espinos los ojos del puente y las entradas laterales.

Sirva este preámbulo para contarles la lucha de nuestro paisano Paco Díez Serrano por lograr que los caminos públicos sean eso: públicos

  El 17 de julio de 2002 presenta en el Ayuntamiento, con entrada de registro núm. 272, un escrito que dice lo siguiente:

 “Muchas zonas que considero públicas están siendo apropiadas por los propietarios de las grandes fincas del termino de Berzocana. En el caso concreto de los caminos públicos hace años que estos se están cerrado con alambradas llamadas “ovejeras” por los propietarios de la fincas sin quedar una sola portera por donde vaya el camino público excepto en el Molinillo y en Hernandones. También es cierto que en algunas fincas han hecho una portera grande, pero por donde les ha convenido a sus propietarios, y sin dejar ni una sola portera por donde va el camino público. En algunos caso el propietario ha tenido el valor, incluso, de poner en el camino público un cartel que dice “camino privado”, consiguiendo el fin que pretenden, y que no es sino el de impedir el paso del mayor número de personas posibles, de las cuales una gran mayoría desconoce que se trate de caminos públicos impidiendo así el ejercicio de su derechos.

Si no me equivoco, Señor Alcalde, los camino públicos son del Ayuntamiento, es decir del pueblo. Le ruego que desde esa  Alcaldía haga lo necesario para facilitar el ejercicio de este derecho público. En sus manos está que se retiren o no las alambradas y sean sustituidas por porteras sin candados, como tienen actualmente la finca del Molinillo en el camino de las Caballerías, o la finca de Hernandones, en el camino de las Cañadas.

También deberían desaparecer, las llamadas “conejeras” como la que hay puestas en los ojos del Puente Mojea. No quiero pensar qué pasaría con nuestro puente romano si viniese una riada fuerte con los troncos y malezas que trae el agua.

Creo que los berzocaniegos no tenemos que pedir permiso por algo que es nuestro. Con sólo una firma suya, Señor Alcalde, bastaría para retirar todas las alambradas de los caminos públicos del pueblo de Berzocana.

También me gustaría que el Ayuntamiento contara con un plano de todo el término municipal de Berzocana donde figuraran bien delimitadas las fincas con sus nombres respectivos, así como el de los caminos públicos”

 Firmado: Francisco Díez Serrano

 Puente jpg

Pasado el tiempo, nada menos que cinco años, y ante la falta de respuesta, Paco insiste en su denuncia y en   marzo del 2007 envía un nuevo escrito, también con registro de entrada, en el que  recuerda al alcalde su escrito primero y recalca su denuncia señalandole que con su actuación está permitiendo que los que efectúan los cierres  “estén consiguiendo impedir el paso de mayor número de personas y que pasados los años haya que pedir permiso de paso por las nuevas porteras que han colocado”.

Y continúa: “de esta forma están alterando los caminos marcados en los planos oficiales, e impedir este hecho es competencia del Ayuntamiento. Usted como alcalde no hizo nada en su día para impedirlo, por ello le ruego que ante las próximas elecciones municipales haga algo por que los caminos queden como antes, es decir, sin alambradas, y vuelvan a ser del pueblo como corresponde. Si no lo hace ahora, antes de las elecciones, ni usted ni yo vamos a volver a ver esos caminos como públicos. Si es verdad que estamos a tiempo como me ha dicho personalmente, le ruego que lo haga, ya que tiene competencia para hacerlo, y teniendo en cuenta que algunos de estos caminos se cerraron siendo usted alcalde. Creo que no contestar a las quejas de los vecinos es una falta de respeto hacia los mismos, ya que estamos ejerciendo nuestro derecho a hacerlo. Le recuerdo que soy nacido y criado en Berzocana y conozco casi perfectamente todos los caminos públicos o “de herradura” del término de Berzocana, es decir, que sé de lo que estoy hablando”. En agosto de este año de  2014, doce años después del último escrito y diecisiete del primero, Paco nos comentó su lucha y decepción ante la falta de respuestas de la alcaldía aún cuando en la misma ha habido cambio de titular. Constatamos que la situación sigue siendo la misma y que muchos caminos y sendas continúan cortados y cortándose sin que nadie le ponga remedio y las protestas, incluso las mías, sean solo de barra y terraza. Le prometí a Paco que me haría eco de sus denuncias y aquí las traigo para que los berzocaniegos que me siguen tengan constancia de las mismas, expresen su opinión, y si así lo consideran, apoyen a Paco en su lucha por conseguir que los caminos públicos del concejo de Berzocana, sean eso: PÚBLICOS  

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Un comentario en “BERZOCANA.- En defensa de los caminos públicos. Según Paco Díez “las alambradas están cortando muchos de ellos ante la pasividad de la alcaldía”

  • el 4 enero, 2016 a las 0:38
    Permalink

    Hola Paco Díez, solicita en el ayuntamiento el catalogo de caminos públicos en el cual aparecen todos los caminos de titularidad publica del municipio, si no aparece alguno busca en los Mapa Topográfico Nacional desde los primeros de los años 1938 y posteriores y mira si aparecen con nombre tipo “camino de berzocana a …..” entonces es publico, con esto le reclamas al ayuntamiento que lo incluya en el catalogo.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.