CANGAS DEL NARCEA.- La ampliación inicial del cementerio de Arayón puede ser insuficiente dada la demanda acumulada

cementerio

El alcalde de Cangas del Narcea, José Luis Fontaniella, ha anunciado la aprobación del expediente de contratación y del pliego de condiciones de las obras de ampliación del cementerio municipal de Arayón y su inmediata publicación en el BOPA.

 El proyecto de ampliación del cementerio parte de un presupuesto de licitación de 186.964 euros y las empresas interesadas  tendrán trece días para presentar su solicitud una vez que la licitación sea anunciada en el BOPA.

Los trabajos que se llevarán a cabo en esta primera fase de la ampliación del cementerio consistirán en el incremento de capacidad del camposanto en unos 200 nichos, hecho este que condiciona la ampliación ya que desde muy diversos sectores se considera como “insuficiente”. El mismo alcalde reconoce que existen ya solicitudes por 460 nichos

El proyecto recoge la actuación en dos zonas concretas del cementerio. Por un lado, explica el alcalde, se trasladarán las fosas comunes a la franja central del antiguo cementerio infantil, lo que hará que se reduzcan las sepulturas a un total de 64 enterramientos, algo que, según los técnicos, sería suficiente para cubrir un mínimo de 10 años. Por otro, se aprovechará el espacio actualmente libre de la calle central, en la que se encuentra un pequeño jardín, para construir una nueva batería de nichos que seguirían el diseño de los existentes. En total se obtendrían 48 hileras de 4 alturas con un total de 192 huecos nuevos.

Los trabajos se iniciarán adecuando la zona central del antiguo cementerio infantil con la excavación de las nuevas tumbas que ejercerán de osario donde se trasladarán los restos, una vez exhumados, de las fosas comunes que existen en la parte central del cementerio donde se llevará a cabo la colocación de los 32 columbarios.

El PSOE ha venido considerando este proyecto como “insuficiente para hacer frente a la demanda vecinal sobre nichos” y  considera que el proyecto ha quedado reducido “a una obra mínima” y abogan por la necesidad de construir una zona para el depósito de cenizas y dar solución “al histórico problema de aparcamiento que presenta el cementerio” y que no se contemplan en la primera fase del proyecto.

Por su parte, Fontaniella destaca la importancia de una obra que, en su criterio, debería haberse ejecutado durante el pasado año ya que  “tenía una partida económica en los presupuestos del año pasado, pero el retraso en la recepción de los informes preceptivos, solicitados en abril y que no llegaron hasta diciembre, hizo que la obra no se pudiese iniciar”, explica Fontaniella.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.