BERZOCANA. La foto y su pie: vigilantes

Vigilantes

 Ojo avizor, hieráticas, dominando tejados y  horizontes, las cigüeñas, centinelas del atardecer, dudan. No saben sin lanzarse raudas al vacío o permanecer firmes proyectando su silueta sobre el puro azul de cielo extremeño. Se dejan mirar en su altura lejana y crotorean saludando a los berzocaniegos. Al final, la naturaleza impondrá su ley y habrán de bajar a los campos y charcas del entorno en busca de alimento.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.