DEGAÑA se queda sin escuela y no habrá Bachillerato en Cerredo

Silvia y Marta,las última maestras
Silvia y Marta,las última maestras

 Dicen por este suroccidente asturiano que la desaparición de un pueblo o una aldea comienza por la marcha del cura, a la que sigue la del maestro y concluye con el cierre del chigre.

Ya prácticamente sin cura todos ellos, el cierre de escuelas sigue imparable su candencia anual. Ahora, la Consejería de Educación ha cerrado el colegio de Degaña con el curso ya empezado. El detonante de esta decisión ha venido determinado por  el traslado de uno de los niños a ora localidad. El Gobierno del Principado exige una matrícula mínima de cuatro niños para mantener abierta una escuela y esta se ha quedado con tres. Una de las familias solicitó el cambio de su hijo, por lo que la matrícula no cumplía los requisitos fijados por la administración. Además, otro de los menores, que debía comenzar sexto de Primaria, tiene necesidades educativas especiales y requiere de la intervención de especialistas en Pedagogía Terapéutica (PT) y Audición y Lenguaje (AL). Sin embargo, el centro no disponía de estos apoyos.

La decisión de la consejería de cerrar el colegio público de Degaña se produce con el curso en marcha. El centro tiene tres plazas docentes, una de Primaria, otra de Inglés y la última de Educación Física y todas se cubren con interinos porque ninguna está cubierta por un funcionario de carrera. La administración ya había adjudicado los tres puestos y los interinos estaban planificando el curso.

A este respecto el consejero de Educación Genaro Alonso, declaró: “Defiendo la escuela rural y Asturias tiene las ratio más baja con cuatro alumnos”. El consejero se  ha planteado el cierre al haber dos alumnos en sexto y otra estudiante de cuatro años con cinco maestros en el centro. Ha apuntado que la misma dirección del centro ha planteado el cierre y ha señalado que estos tres estudiantes podrán seguir.

Protestas en Cerredo
Protestas en Cerredo

No habrá bachillerato en Cerredo

Por otra parte, el consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, ha afirmado  que es “inviable aunque resulte doloroso” la implantación de los estudios de Bachillerato en el IES de Cerredo (Degaña), en el que hay cinco alumnos en cuarto de la ESO que reclaman su instauración para no tener que ir a estudiar a Villablino, en León.

En su comparecencia en la Junta General del Principado para exponer su programa de legislatura, Alonso explicó que no se trata de un asunto económico si no que su “inviabilidad” es por cuestiones técnicas, pedagógicas y didácticas. Explicó que el Bachillerato ofrece tres modalidades y que podría ocurrir que en alguno de los itinerarios hubiera un sólo alumno o que alguno de ellos viera “coartada” su elección al no poder ofrecerle su opción para los estudios universitarios que quiera realizar. “Es inviable y no conviene a los alumnos ni al centro”, ha subrayado el consejero, que ha anunciado que la semana que viene se reunirá con los padres de estos alumnos para explicar la postura de su departamento.

Educación planteará a los padres la posibilidad de que los cinco estudiantes que este año cursan cuarto de la ESO en este centro asistan a las aulas de Cangas del Narcea y se alojen en la Escuela Hogar.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.