CANGAS DEL NARCEA.- Leitariegos y la anulación del Consorcio. Esperemos sea un paso atrás para tomar impulso

 Leitariuegos. Foto Escuela Esquí

Tal parece que a la estación de Leitariegos la ha mirado un tuerto, o le han asignado un gafe. Durante al menos los últimos cuarenta años, he visto un montón de ideas, de planes, de argumentos para ponerla en marcha, revitalizarla o hacerla rentable. Nada, nunca se llegaba a nada

Y ahora, justo cuando el concejo asturiano de Cangas de Narcea se involucra en la Plataforma “Leitariegos Existe” para impulsar la estación de esquí, la Diputación leonesa pone fin a una entidad institucional que jamás se constituyó y ni siquiera llego a tener CIF, algo que nadie se explica. La Plataforma venía pidiendo al presidente de la citada Diputación que apostase por duplicar la actual superficie esquiable, subir a la cota 1.900 metros  y crecer hacia Asturias.

Hagamos un poco de historia. En 1998, los ayuntamientos de Villablino y Cangas de Narcea, así como la Diputación de León, impulsaron con todos los complejos trámites necesarios una entidad denominada “Consorcio del Puerto de Leitariegos” que nacía con la intención última de impulsar el uso deportivo, de ocio y turístico de la estación de esquí de Leitariegos, propiedad de la Diputación leonesa. Hace 17 años de aquello, tanto que ya nadie lo recuerda. No es de extrañar, señala el Diario de León, porque el Consorcio que tanto costó crear jamás llegó a servir para absolutamente nada: ni se constituyó formalmente, ni impulsó un CIF, ni se nombraron sus 17 miembros ni llegó a celebrar reunión de ninguna clase.

Pero sin embargo, los acuerdos plenarios que impulsaron aquel Consorcio jamás se revocaron. De modo que ha existido durante 17 años sin existir. Con tales argumentos, la institución provincial ha decidido recientemente disolver aquella entidad, porque mientras no se haga algo al respecto, este Consorcio a todas luces figura registrado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, quien incluso ha localizado la falta de liquidación del año 2014, con los consiguientes problemas que todo esto podría acarrear y contravenir incluso la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.

Así las cosas, el Consorcio que un día fue considerado imprescindible para hacer de Leitariegos un real reclamo turístico y deportivo sencillamente cayó en el olvido más absoluto tanto de los responsables de la Diputación como del Ayuntamiento de Villablino y el de Cangas de Narcea.

Se trata de una situación que la Plataforma “Leitariegos Existe”, por boca de su portavoz, José Luis Vega, considera “incomprensible” porque con las necesidades que tiene la zona debido a la crisis de la minería y el potencial que siempre han defendido que Leitariegos tiene para la práctica del esquí y mucho más “no tiene lógica que este tipo de entidades no haya funcionado nunca”.

nieve

Vega confía en que la decisión de la Diputación de disolver aquel Consorcio inoperante sea “un paso adelante para que ahora sí se involucre”, aprovechando que del otro lado del puerto, en el concejo asturiano de Cangas de Narcea, sí parece haber un verdadero interés, asegura. De hecho, el Ayuntamiento asturiano se ha sumado recientemente a la Plataforma.

El representante de Leitariegos Existe confirma que, a pesar de la falta de nieve, se han comenzado desde la Diputación a dar algunos pasos para mejorar las instalaciones, y recuerda que ha mantenido en los últimos meses reuniones con diputados provinciales responsables del área, así como con técnicos, para hacerles llegar sus principales reclamaciones: “Que la estación de esquí -cuando haya nieve- funcione al 100%, porque no lo está haciendo y que si es necesario se pueda destinar algo más de personal”.

Pero de cara a un futuro, y esperan que no lejano, hay planes más ambiciosos, el primero de los cuales sería aumentar hacia Asturias la superficie esquiable para duplicar los actuales 7 kilómetros. “Hasta ahora, Cangas de Narcea parece dispuesta a legalizar alguna pista”, explica José Luis Vega, quien menciona también la opción de aumentar hasta los 1.900 metros de altitud la cota y de manera más inmediata “mejorar la pista verde y crecer en zonas para debutantes, porque casi todos los que acuden lo son, tanto de Portugal como de Galicia, y hay veces que se montan colas de una hora para poder descender”.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.