La foto y su pie: El tejado de la Concepción

La ermita de la Concepción, situada en la entrada del pueblo según se dice en la Coplas del Ramo, no se encuentra con buena cubierta. Han bailado las tejas al son del viento y reblandecido con aguas que, helada en algunas ocasiones, las ha levantado de sitio situándolas en peligroso revoltijo.

Amenazan las goteras con dañar al edificio y que la necesaria reparación sea más costosa.

Ya sé que tan solo nos gustaría contar aquí, o allí, las cosas más buenas y bonitas del pueblo pero hay veces que la realidad acude a zarandearnos y hacernos conocedores de una necesidad. En este caso la de retejar. Y si hay que ayudar, ayudamos. ¿O no?

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.