La foto y su pie.- Dándolo todo

Sobre el escenario de la aldea, dándolo todo, estos niños sueñan futuros musicales. En este momento no son niños, en su yo se ven profesionales del pentagrama en el que han de ir colocando las notas que configuren la melodía o sonata de su vida. Serios, muy en su papel, cada uno con el ritmo de su instrumento, se entregan sin vergüenzas ni cortapisas a la interpretación de la canción que el músico les va marcando con el teclado. Ni siquiera esperan aplauso alguno. Su premio está en la satisfacción de estar en el escenario imbuidos de su importancia.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.