La foto y su pie: Luz de siesta

Hay bochorno de siesta en las calles. Dormita la villa silencios de hombres y animales. Dormitan también las hojas de los álamos del atrio de la iglesia y tan solo las acompasadas campanadas del reloj de la torre rompen la modorra agosteña. Dispuesto a leer levanto poco a poco la persiana y la luz perfila los bordados de la cortina enviando entre los negros del contrate un apunte del bochorno callejero.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.