SUROCCIDENTE. ¿Réquiem por la minería?

Que el sector de la minería se hunde como un viejo transatlántico sin fuerza en los motores y con una tripulación diezmada y desmotivada es una realidad incuestionable en el suroccidente asturiano

Uminsa, empresa minera que había superado el concurso de acreedores abierto en 2012 y que se encontraba en proceso de recuperación tras pactar con sus acreedores, entrará finalmente en proceso de liquidación en esta semana que comienza.

Así se lo comunicó el pasado viernes la empresa a los responsables del comité intercentros en un encuentro con el Comité de Empresa cuya presidente, Jorge Díez aseguraba que “se nos ha dado la peor de las noticias posibles”. Esta decisión supone “dejar en la calle a un total de 159 trabajadores”, que en su mayoría se encontraban en la actualidad sumidos en un ERE de suspensión pactado y que se extendía hasta el mes de diciembre.

Jorge Díez ha recordado que lo sucedido con Uminsa supone “otro jarro de agua fría en un sector que está herido de muerte y además de dejar a muchas familias tiradas supone cerrar los últimos reductos del sector”.

En la actualidad Uminsa mantenía explotaciones en Asturias y León. En concreto en el Principado explotaba Pilotuerto (Tineo) y Cerredo, mientras en la provincia de León contaba con explotaciones en Fabero (La Gran Corta), Torre del Bierzo (Pozo Salgueiro) así como el lavadero situado en Alinos. A estas explotaciones se sumaba otra más en la provincia de Palencia.

Para el comité intercentros la decisión tomada por la empresa es “sumamente dura, aunque la realidad es que el embargo de Hunosa impedía la venta de carbón, por lo que era imposible conseguir ingresos. Ahora quedaremos de nuevo en manos de unos administradores hasta ver lo que ocurre, pero hoy ya se nos ha advertido que el destino final será la liquidación! aclaraba Jorge Díez.

Unión Minera del Norte (Uminsa), perteneciente al Grupo Alonso fue condenada al pago de 28.095.062,93 euros a Hunosa tras la demanda interpuesta por la hullera pública por la desaparición del carbón, propiedad de esta última empresa, que se encontraban en las instalaciones del Grupo Alonso dentro del denominado Almacén Estratégico Temporal (AETC).

En la actualidad esa cantidad de 28 millones de euros, tras desestimarse los correspondientes recursos, superaba los 30 millones de euros debido a los recargos.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.