CANGAS DEL NARCEA.- Tercer día de Novena

Domingo, tercer día de novena. La niebla sigue su cita fiel con las mañanas canguesas. Por momentos moja; por momentos amaga con retirarse Diecisiete grados y una sensación térmica menor. Tan solo hay vida en el entorno de Ambasaguas. La gente se arremolina en el frente de la capilla y sigue los rezos con devoción y silencio. Al otra lado del río, máquinas y obreros municipales se afana en dar al Prao del Molín su aspecto original, aquel que presentaba ayer antes del inicio de la romería.

Hoy será un día de tregua, quizás de playa, o de sofá. El viernes sonaron alegres y rotundos las tandas de voladores del inicio de la Novena. Y lo hicieron a lo largo de la noche los lanzados por las peñas y grupos de amigos que cenaban acá o acullá. Fue aquella más bien corta que larga para muchos cangueses que iniciaban una activa preparación de cara a lo que será el próximo fin de semana.

Ayer, la romería del Prao del Molín dio un paso más en su afianzamiento como festivo esencial en el programa. La original romería dio un chute de juventud a la villa, por otra parte tan necesitada de ella. Pero sus efectos se desvanecerán en la diaria realidad en cuanto pase el día 22.

Una juventud, eso sí, uniformada en el vestir por el aquel de la moda, o de la tendencia actual que diría un progre de moqueta y sueldo estatal o de partido. Incluso parecía que gran parte de ella había salido de un miso molde en cuanto a medidas, proporciones y habla. Pero qué demonios. Juventud al fin y al cabo.

Se prolongó la fiesta y en la noche volvieron las cenas y las descargas de voladores. Es de entender pues el silencio de la calles en esta mañana.

El reloj se acerca a las diez y la niebla persiste.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.