CANGAS DEL NARCEA.- Osos sí, osos no; el dilema ciudad/campo; ecologistas/ganaderos

Se veía venir, la Fundación Oso Pardo no ha tardado en mostrar su desacuerdo con el “alarmismo” de COAG.Asturias sobre los ataques de osos al ganado

Al respecto, la Fundación ha manifestado  su “sorpresa y desacuerdo” con el “alarmismo” de las declaraciones (de las que aquí nos hicimos eco) realizadas por la secretaria general del sindicato ganadero COAG-Asturias hablando de que los ataques de osos al ganado aumentan y se extienden por todo el territorio mientras los ganaderos asisten “desesperados e impotentes”.

Según la citada Asociación, “de ninguna manera hay una situación insostenible y no es cierto que los ataques de osos al ganado se estén extendiendo por todo el territorio. No hay ningún nuevo problema o conflicto con los osos que justifique el alarmismo. Tampoco puede generalizarse ni exagerarse un hecho anecdótico, como la posibilidad de que un oso haya comido pienso colocado para el ganado y los perros en el Monte de Llamera (Cangas del Narcea). Aunque fuera cierto, no deja de ser un hecho puntual que no debe convertirse en motivo de alarma”, señalan en su comunicado.

Además, añade que el sindicato COAG-Asturias  “conoce bien la situación del campo asturiano y los verdaderos problemas de la ganadería de montaña” por lo que considera que “no debería contribuir al alarmismo injustificado”.

Y continúan: “Es verdad que la población de osos está creciendo en los últimos años de forma moderada y que eso genera nuevos retos para continuar con la buena convivencia entre osos y actividades humanas, que son perfectamente abordables, mediante información y diálogo, como ya se viene haciendo. Pedimos a los dirigentes de COAG-Asturias que se sumen a ese esfuerzo, como han hecho en ocasiones anteriores, para lograr la mejora de la actividad ganadera y su compatibilización con la conservación del oso pardo”, dicen desde la Fundación Oso Pardo.

Llamera

Indudablemente los ganaderos siguen en total desacuerdo y el de Llamera, directamente aludido, Francisco José Cadenas Ordás ha puntualizado:

“Si ser algo puntual, es que en un radio de 10 km en el último mes el oso matara terneros, ovejas, colmenas, el tejado de una braña, guerras, a mí el pienso dentro de un recinto cerrado, y está noche en el pueblo de Llamera desarmara frutales y bolas de silo a 2 metros de una nave no me parece que la cosa sea tan puntual como dicen .

Y esta misma mañana unos vecinos de La Reguera del Cabo, en el concejo cangués, denunciaban como el oso había saltado al corral de la casa y se había comido la placenta procedente del parto de una vaca que habían guardado para comida de los perros. Y tanto el corral como la casa están en el mismo pueblo

 

 

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.