Ecos del Carmen.- De padres a hijos

Feliz y sonriente, Carmen (no podría ser otro el nombre) sonríe en brazos de su padre, Mario, tanto o más feliz que ella. La mirada le delata en su orgullo paterno y las pegatinas y la camisa de su peña apuntan los días que viven. Es el nuevo signo de los tiempos y ya no son solo las madres las que pasean a sus hijos. Los padres, aún en plena vorágine festiva de peñas, farturas y voladores, siempre encuentran un tiempo, como Mario, para pasear orgullosos con sus hijos. Así, entre todos, la continuidad de las tradiciones y la esencia canguesa no podrá perderse nunca.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.