La foto y su pie: Panderos

Testigo del paso de los tiempos, el pandero reposa tras un agitado domingo de fiestas. Ahora le espera una larga invernada hasta que allá, mediado el próximo agosto, salga del arcón de los sueños para expandir sus sones desde el atrio de la iglesia poniendo fondo rítmico a las Coplas del Ramo, coplas en las que se relata la historia de la aparición de las Reliquias de los santos Fulgencio y Florentina y cuantos acontecimiento a su alrededor sucedieron incluyendo una prolija descripción de la iglesia.

Sea también la foto testigo de que el pandero rectangular no solo es propio de determinadas regiones del norte en general o de la zona de Leitariegos (Cangas del Narcea) en particular, como desde algunos sectores se sostiene.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.