La foto y su pie: Escondite al atardecer

Juegan al escondite las casas y las ramas. Esconde la luz del verano perspectivas y detalles. La cámara busca también las sombras del camino acomodándose entre retamas y peñas. Mueve la suave brisa las hojas que tapan o abren paredes blancas o tejados rojos allá en la lejanía, allá donde lo abrupto el terreno se serena y se lanza en picado por cercados sin frondas buscando un rio que fue.

Inicia la tarde su ocaso mientras calman los calores y la brisa, de la sierra a la villa, también se abre paso entre las hojas

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.