La foto y su pie: Camino de casa

Pesan ya los años en la cuesta que marca el camino de vuelta a casa. Detrás queda la Plaza con su bares, sus terrazas, sus sillas y sus bullicios veraniegos que el otoño irá amortiguando hasta quedar totalmente adormecidos con los primeros días del invierno.

Aprieta el sol y la idea de una siesta reparadora anima a los hermanos a coronar el camino. De forma lenta, dejándose ir, y quizás pensando también que podían haber apurado un poco más la mañana, caminan abstraídos. El tiempo se escapa rápido entre los resquicios de los días y más aún en el verano. Quizás mañana. El reloj ha dejado ya atrás las tres de la tarde hace al menos media hora.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.