BERZOCANA.- La Plaza Vieja

Tampoco hace tanto tiempo. No es, ni mucho menos, la Plaza Vieja de mi niñez allá a finales de los cincuenta, sino posterior, aunque aún conserva el empedrado en parte ya renovado.

Las casas aparecen mucho más modernizadas que entonces y una fuente en el centro. Sí permanece en el tiempo la esencia de la Plaza. Los rayos de sol del atardecer invitan a los vecinos a salir a calentarse y a la derecha se ve a un niño probablemente jugando con otros. La vestimenta apunta que la foto está tomada a finales de otoño o inicios del invierno.

Sentados junto a una de las puertas, un grupo de hombre ejerce de niñeros vigilando un niño en cerrado en un castillo lo que ahora denominaríamos un parque infantil. Otro detalle: todos ellos aparecen con cabeza cubierta. La Plaza Vieja, otros tiempos, las mismas gentes.

La Plaza, hoy
.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.