Ecos del Carmen: Chocheando

 

El duro maestro de Matemáticas, don Ángel, se ha vuelto tierno con los años. Ahora presta diligente su bigote a la nieta para juegue con él. ¡Qué cosas Mario!

Con lo arreos típicos de las fiestas patronales, Carmen se inicia en un mundo festivo que nunca le será ajeno por parte alguna. Padres, abuelos paternos, abuelos maternos, todos más que integrados en las actividades festivas y de la pólvora.

¿Quién no lo iba a decir allá por los setenta?, querido colega. Dejáis hacer a los nietos lo que nunca nos consentisteis a nosotros, nos dicen los hijos. Tienen razón, y en el Carmen, más

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.