CANGAS DEL NARCEA.- Querellas de antes y ahora. La opinión de Puerto

Ayer les dábamos cuenta de la querella presentada por José Antonio Domínguez Piris, ex arquitecto municipal, contra el exalcalde José Luís Fontaniella  y el ex concejal y arquitecto José Ramón Puerto .Esta es la opinión hecha pública por Puerto al respecto:

José Ramón Puerto

“Uno pensaba que el ex-arquitecto municipal de Cangas del Narcea, después de haber desestimado otro juez una causa similar o el haber provocado una falsa noticia en el periódico El Comercio, (lo que nos obligó a mi esposa y a mí a demandar al diario, habiendo ganado el mismo con pago de 15.000 Euros y obligación de rectificación de la información), se habría cansado de gastar dinero y realizar acusaciones sin fundamento, pero parece ser que no es así.

Sorprende que esta vez la acusación al ex-alcalde José Luís Fontaniella y a mi persona sea esgrimiendo como argumento nuevamente el hecho de prevaricación en la gestión de la Unidad de Gestión G que permitió la construcción de las viviendas unifamiliares de Santa Bárbara y los edificios de la calle Clarín que quedaban incluidas en dicha unidad de gestión (números 13 y 15).

Teniendo en cuenta que el desarrollo de ésta se terminó en noviembre de 2004 (ver enlace a BOPA: https://sede.asturias.es/…/LEGISLA…/66/20/001U003OND0001.pdf) y nuestra participación en la vida pública municipal de Cangas del Narcea comenzó en 2011 malamente podríamos haber influido en ella. De la misma manera la construcción de las edificaciones citadas obtuvieron su licencia y fueron construidas con anterioridad también a 2011, por lo que nada pudimos influir en ese proceso.

De forma particular, la única vez que el Estudio de arquitectura que comparto con mi esposa tuvo alguna

Domínguez Piris

relación profesional en la Unidad de Gestión G, Santa Bárbara, fue en la redacción de un proyecto de tres viviendas para una pequeña parcela que quedaba lindando con la carretera del Acebo, también incluida en esa Unidad de Gestión G, no llegando a obtener licencia de obras por diferencia de opinión con los criterios urbanísticos, situación que se mantiene a fecha de hoy (el expediente sigue sin licencia de obras), incluso tras haber sido concejal y tras haber abandonado el cargo, por lo que tampoco se entiende en este caso que se pueda hablar de prevaricación (no se puede olvidar que prevaricar es “faltar conscientemente [un funcionario o un político] a los deberes de su cargo al tomar una decisión o dictar una resolución injusta, con plena conciencia de su injusticia”.

En fin, lo dicho, pérdida de tiempo y de dinero, pero hay que asumirlo como lo que es, la búsqueda por cualquier camino de desprestigiar y hacer daño. No se debe olvidar que durante nuestro periodo en el equipo de gobierno el ex-arquitecto municipal acabó su carrera profesional con una falta grave y la suspensión de un año y medio de empleo y sueldo debido a que se probó que informaba a un socio de su empresa, algo que sí era un delito, hecho que llevó a tribunales y que ratificaron punto por punto todo lo visto en el procedimiento.

Paciencia y buenos alimentos…”

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.