CANGAS DEL NARCEA.- Mañana, Santiso

Han ido cayendo, lentas para unos rápidas para otros, las hojas del calendario. Y de nuevo llega San Tiso, San Tirso, o Santiso, con los fríos de enero junto a su peana.

Llegan con él más nostalgias de ayer que realidades de hoy pues entre los que acuden su fiesta priman los años idos sobre los venideros. Son más las añoranzas de aquellos bollos preñaos de niñez ida que de mocedades por llegar. Hay empeño e ilusión en unos pocos, pero la llamada no cala y la fiesta sigue vestida de una cierta desangelación que acrecienta su esplendor de otros tiempos.

Ni siquiera el empujón que dio a la misma la aparición de la Cofradía del Vino que la dotó de dinamismo en su reaparición ha logrado mantener vivo su carácter y animación. Cada vez son menos los que acuden, y la fiesta apunta otra vez a un nuevo periodo de languidez si no se ponen  los medios, y las ideas necesarias, para recuperar su espíritu y aceptación por los cangueses.

No basta con anunciar que “habrá ronda por las bodegas” cuando tan solo una abre al público y apenas tres a los amigos. Luego, un bar y una barra de fiesta, igual que en cualquier verbena de aldea. Poco bagaje para atraer al público a una fiesta que se anuncia como “diferente”. Tan diferente que saca en procesión al santo que no es, y al que es (San Tirso) le deja en la capilla.

Algo habrá que pensar (digo yo que para la gente y no para la tele y los fotógrafos) de cara al milenio de la fundación del convento que se levantó en el lugar y que dio lugar a la festividad.

Pero dejemos a un lado el pesimismo en la confianza de que todo volverá a ser como era y retornaremos a ver el barrio lleno hasta los topes en cada festividad.

De momento, y por estar ofrecidos al santo, Azcárate y yo acudiremos de mañana para escuchar al pregonero, nuestro colega Miguel Ángel Pérez (Miguel Onda Cero), en su pregón y juzgar los vinos de Saturno e Hisve, asunto de vital importancia y que todos los años nos lleva a doctas discusiones sobre calidades, uvas más adecuadas, vendimias y procesos de elaboración,  trasiegos y embotellado de los que, al menos quien esto  firma, no tiene la más remota idea, pero que discute con tal de llevar la contraria  a unos u otros  especialista de aluvión o del momento.

Así que nos vemos mañana en Santiso y ya les contaré como fue, y como nos fue, la primera romería que el año nos trae y que pese  a que hoy  tenemos la nieve a la vista nos anuncian fría y soledada

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.