La foto y su pie.- Rincón de otoño fluyente

Ha quedado el caminante atrapado en el momento. Arrastra hojas de vida perdida el agua, serena en su discurrir, acariciando los viejo troncos que escoltan al camino. Se quejan rompiendo las hojas caídas bajo la suela de los zapatos. Es el sonido de un tiempo ido y acabado, un tiempo que, por contraposición, abre futuros de nuevas estaciones.

Es el tiempo eterno en su estar y su acabar continuo. Un paso y en el momento es ya también pasado. Una hoja que cae planeando y es ya ayer. Un plácido rincón de otoño que en un ya es invierno y en otro florida primavera. El ciclo continúo del acabar y el renacer firma en su contradicción de una vida fluyente como el agua camino del mar,

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.