La foto y su pie. Tiempo detenido

Ha quedado detenido el tiempo en el objetivo. Las calles, el deteriorado empedrado, la ropa tendida; planas y blancas la fachadas de puertas estrechas y ventanas pequeñas…

Un ligero escalofrío ha recorrido el cuerpo de cuantos dejaron ya atrás los sesenta y más aún los setenta. Desde muy diversos lugares de España, las mentes han dado un salto en el espacio y el tiempo y, con la cámara, han retrocedido en el tiempo subiendo a carrereas de la Calle Honda hasta Carretas.

Tío Agapito, a horcajadas en su rocín, ha detenido el paso de éste y ambos miran curiosos a quien esto firma, entonces un joven haciendo pinitos en el campo de las diapositivas. Tal parece que en cualquier momento se abrirá la puerta y tío Obispo saldrá a saludar a su amigo.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.