La foto y su pie.- Atardecer entre la sierra y los olivos

La ya tenue luz del atardecer diluye los perfiles de las cosas. Tan solo la línea de montañas que rompe el horizonte se marca  sobre un cielo de pálido azul.

Verdean los olivos en primer plano jugando al escondite con los ocres y rojizos de casas y tejados. Alguna que otra pared blanca rompe la uniformidad del plano como un guiño al quiebro de la monotonía.

Cual caravana de caballerías camino del infinito, los perfiles de los árboles destacan miniaturizados ante un cielo de nubes rotas y azules diluidos en la cumbre del Cogorro.

Van arropando las sombras las faldas de las Villuercas mientras Berzocana se recoge sobre sí misma bajando la persiana al día. Y la Naturaleza sigue imperturbable su ciclo eterno.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.