SUROCCIDENTE.- Una tarde de cuentos ….y realidades

Los ganadors y el jurado

Pues sí amigos, fue una tarde de cuentos… de cuentos y de realidades sociales en ellos plasmadas. Quizás muchas veces sin que sus pequeños autores sean plenamente conscientes de ello, pero allí aparecen de la mano de su intuición y de sus vivencias, pocas quizás, pero muchas de ellas muy vividas en su entorno.

El Día del Libro Infantil es siempre muy especial en la Librería Treito. Eso dice también Miguel A. Pérez, de Onda Cero, con el que llevo compartiendo este día y micrófonos desde hace diez años. Diez años en los que han pasado por mis manos unos tres mil cuentos, tantos o cuantos arriba o abajo. Cuentos llegados desde todos los puntos de estos concejos del suroccidente que, de alguna forma, se ven retratados en ellos. Muchos llegan plenos de fantasía o de sueños, o impregnados de series televisivas infantiles o juegos de la Play, de sueños del mañana, de ideas iniciales que se pierden sin que tan siquiera el relato haya llegado a la mitad.

Miguel y Mera

Llegan pequeños relatos de letras aún sin formar ni definir que cuesta mucho leer, de frases incoherentes que intentan evocar pensamientos no han encontrado la forma de plasmarse en el blanco de la cuartilla. Pero también amalgamas de ilusiones, de deseos, de sueños, de pequeña historias que contó el abuelo, de vivencias del día a día en la casa del pueblo, en el patio del colegio de la villa.

Y con el paso de los años y los cuentos, el lector ha ido descubriendo como se perfilan los mundos del niño. La vida eminentemente rural y su discurrir entre campos y ganados. Incluso hacen protagonista al veterinario que acude a solucionar un, para ellos, grave problema:

-Estaba lloviendo mucho y Corsino se metió por la carril del prao para subir donde estaba la vaca caída, se quedó atascado. Ya se lo había dicho el mi buelo….

Cambian los argumentos en los escritores de la villa. Los patios de los Colegios pasan a ser lugar de acción. Hay más viajes imaginarios, más influencias de la tele y la Play, más imaginadas aventuras en los propios centros…

Pero de una u otra forma han sido especiales protagonista de los cuentos la amistad, la solidaridad, el darse a los demás, la ayuda desinteresada, el interés por la Naturaleza y los animales, el cariño que en muchos casos se destaca hacia los abuelos o hermanos. Y más allá de todo, lo sueños de futuro. Si bien he de reconocer que los niños son pródigos en balones, armas y mangueras de bomberos, ahora las niñas no todas quieren ser princesas, o cantantes. Y unos y otros apuntan a triunfar en programas de televisión de los denominados realitys. Aunque esto me entristece un poco me anima muy mucho el que son mayoría los otros, los que destacan los valores que he señalado más arriba. Y es por  ello por lo que confio en un mundo mejor y no tan catastrófico como algunas veces nos quieren hacer ver.

Son muchos los niños de nuestros concejos que si saben lo que quieren y luchan por ello, aunque los más pequeños, como esos autores comprendidos entre los seis y siete años, ni siquiera sean aún conscientes de ello.

Y al año que viene, si Dios quiere, (aunque esta expresión no sea políticamente correcta) volverán a deleitarnos con sus cuentos.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.