La foto y su pie: Como nido de ruiseñor

Se aprietan casas y edificios unos junto a otros bajo el ondear de las banderas y el límite espacial de las rejas. Algunas de aquellas escapan Cascarín arriba como ruiseñores aprendiendo a volar. Otros de aquellos se muestran altaneros queriendo imponer su volumen desde La Cogolla.

Luz y colorido cangués cuando la primavera abre sus puertas y anuncia ya rumores de pólvora junto al rio.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.