CANGAS DEL NARCEA.- Hoy, El Arbolón

14 grados de temperatura. La mañana ha amanecido con boina húmeda de nieblas y árboles con legañas de rocío. Desde las almenas se abre la vista entre una profunda quietud hacia el Prao del Molín y se extiende por Los Nogales buscando ladera arriba la adivinada situación de Adralés. Hay un silencio inquietante en un lugar pleno de gritos cualquier mañana. Y es que ya han comenzado las vacaciones escolares. Silencio y quietud también en la Plaza Conde de Toreno y Calle Mayor. Son las ocho de la mañana y la villa aún duerme.

Dejo vagar la mirada por Ambasaguas y su despertar. Mas, de pronto, me sacude una pequeñita descarga y caigo en la cuenta: hoy es 28 de junio. Hoy es víspera del día del Señor San Pedro, fiesta gorda en Tineo y no menos gorda en Cangas. Hoy, día 28, se trae el Arbolón hasta la villa y se planta frente a la ahora solitaria ermita de Ambasaguas.

Es curioso como mi despertar no se enfoca hacia lo que ocurrirá esta tarde y, especialmente, esta noche. No. En consonancia con el paisaje me invade una pequeña nube de nostalgia. A ráfagas, como flases de un tiempo ido, van pasando por mi mente gentes y momentos de esta fecha en otros tiempos y otros años. Años vividos e incluso no vividos. Retazos de la pequeña historia de Cangas ligados al Arbolón y sus gentes, a aquellos que lo hicieron posible época tras época; incluso de quienes lo mantuvieron en los años más difíciles de nuestra historia local. La memoria es frágil y, a veces, se oscurece y por ello no diré nombres, dejaré que sea cada uno de vosotros el que ponga aquí el de aquellos que le son más cercanos o queridos. El de aquellos cuya imagen se materializa en cuando leen el sustantivo Arbolón o llega esta fecha.

Inicio mi paseo matutino camino de La Himera mientras las imágenes del acontecimiento siguen apareciendo y desapareciendo en mi mente.

-Buenos días Mera

Chapinas, pese al tiempo, viene en mangas de camisa camino del trabajo

-Mira que te digo. Ya sé dónde van a ir a por el Arbolón. Yo lo sé tos los años antes que nadie. Y se ríe enigmático dándome con el dedo índice en el hombro.

-Junto al río. Este año lo van a cortar junto al río. Y se marcha riendo mientras me advierte:

-Y cuidado con el vino que uno ya va teniendo una edad

Que razón tiene Chapinas. Uno tiene una edad y, precisamente por ello, el día de hoy se llena más de nostalgias que de planes.

Pero, ¡qué carajos!, me digo a mí mismo. No tendré que correr de aquí para allá marchando con los mozos a robar el árbol, cortarlo y acompañarlos en su recorrido hasta la villa buscando las mejores fotos y momentos para el reportaje de La Voz de Asturias, no. Pero saldré a recibirlos, a charlar con ellos, a que me cuenten como ha ido y a acompañarlos en la rueda del cacho junto al Sotero. Después les dejaré y, será al día siguiente, ya en la festividad de San Pedro, cuando me cuenten como ha ido el izado y la puesta de la corona. Y entonces podremos decir que, un año más, Cangas ha cumplido con la tradición.

Feliz noche y Viva María L´Aire

(NOTA. Un fallo en el sistema me impide agregar fotografías. Mis disculpas)

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.