CANGAS DEL NARCEA.- Las monjas llegadas de Viveiro están contentas y agradecidas

Convento dominico de Cangas

 Las seis religiosas dominicas que abandonaron el convento de clausura de Valdeflores, en Viveiro, el pasado día 18, están felices en el monasterio de la Orden en Cangas del Narcea. Así lo señala M.S. Corral en el diario La Voz de Galicia

Según cuenta el periodista, la monjas partieron de Viveiro en un vehículo de mudanzas, llevándose sus escasas pertenencias y desesperadas por la difícil convivencia que tenían en el citado convento. Fueron acogidas por las hermanas dominicas del monasterio cangués.

Foto La Voz

Poco más de una semana después, las seis monjas han recuperado la tranquilidad y la alegría, y las más ancianas, incluso la salud, como reconocen. Y precisa Corral: “probablemente ya nunca regresen al monasterio de Viveiro, enorme, frío y desolado probablemente para seis religiosas de edad avanzada, algunas enfermas y superadas por los problemas internos. Hoy en día no lo echan de menos.  Las seis religiosas dominicas han sido acogidas con cariño y con los brazos abiertos, como dicen ellas mismas, en el monasterio cangués, situado en pleno centro de Cangas, en una larga avenida con el ajetreo cotidiano propio de una ciudad”.

Fueron las mismas religiosas las que hicieron saber el periodista a través de sor Consuelo que están muy bien y muy agradecidas por el recibimiento y la hospitalidad de las hermanas de las tierras asturianas.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.