Hoy es San Lorenzo en Berzocana y en Larna

Hoy es San Lorenzo. No sé por qué extraños mecanismos esta fecha me retrotrae sistemáticamente a Berzocana. Un Berzocana de calores agobiantes, de siega y de trilla, y en la que aún no tenían sitio ni las terrazas, ni lo trasnocheos sistemáticos, ni los botellones.

Hoy es San Lorenzo y esta mañana, en mi paseo matutino, he tenido que abrigarme de nuevo. En la pequeña aldea asturiana de montaña en la que me encuentro (Larna) están los caminos embarrados y los prados y el monte encharcados. Tras el paseo de ayer, aún no me han sacado del todo las botas veraniegas y noto la humedad en los pies. El sol quiere asomarse entre los montes e intenta romper las nieblas. Algunos rayos lo logran y se filtran entre la abundante y cargada arboleda que cubre en muchos tramos el camino.

El camino

Pese a todo, aquí también es hoy San Lorenzo, ecuador del verano y fiesta grande en el Madrid más clásico y verbenero, ese lugar del que han huido mis paisanos de aquí y de allí en busca del asueto veraniego, y que se encamina de festejo en festejo hacia los de La Paloma.

Hoy es San Lorenzo y esta festividad me recuerda siempre a mi tío Lorenzo Mera acudiendo a mi casa de mañana para entregar a su hermana Inés, mi madre, un manojo de orégano (¿era orégano?, aquí duda mi memoria) recogido en el campo antes de que le diese los primeros rayos del sol.

Era mi tío un hombre afable, tranquilón, de decir pausado e impregnado de todas las virtudes del campesino extremeño de aquellos años. Y como todos ellos lleno de resignación ante la situación del campo, la desidia administrativa y los aconteceres políticos y de abandono de pueblos y aldeas, abandono que aún habría de agravarse más. En aquel entonces,cualquier pequeño detalle extraordinario se valoraba al máximo y así había que ver con que deleite se tomaba mi tío Lorenzo el vaso de vino madrugador con el que mi madre le obsequiaba tras recibir el manojo de hierbas aromáticas. Aunque eso no quitaba que después se tomase otros más con sus hermanos para celebrar debidamente, y como es debío, su onomástica

Pese a todo, en torno a la festividad de San Lorenzo, la Real Villa se dinamizaba, el ajetreo en los campos estaba al máximo y todo era un continuo ir y venir de hombre y bestias. Por encima de todos los pesares se alegraban las calles y los hogares ante la inminencia de las cosechas fueran estas más grandes o más pequeñas. Todas eran muy bien recibidas.

San Lorenzo en la parrilla

Y era también la fecha en que la actividad en los huertos adquiría su máximo dinamismo. Mu de mañana y cada atardecer, burros y mulas con serones y agüaeras cruzaban por unas y otras calles de vuelta de los huertos del Pero, del Mellao, de San Juan…. No eran aquellos huertos de “entretenimiento” de jubilados como ahora, no. Eran verdaderas unidades de producción que llenaban la despensa de los domicilios a corto y medio plazo y permitía vender los excedentes que eran bastantes.

Hoy es San Lorenzo. Esta noche en Berzocana se podrán ver las lágrimas de San Lorenzo, las estrellas fugaces cruzando el cielo de un lado a otro. No hace mucho las vi con mis nietos tumbados en el suelo cerca de la Cruz de los Santos.

Hoy es San Lorenzo, pro no creo que aquí, es Asturias, en el Parque Natural de Fuentes del Narcea, a las puertas de la Reserva de Muniellos pueda esta noche ver estrella alguna. La niebla será de nuevo el manto húmedo de la noche.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Un comentario en “Hoy es San Lorenzo en Berzocana y en Larna

  • el 11 agosto, 2018 a las 9:48
    Permalink

    Gracias Pepe, por recrearnos con las historias que nos cuentas todas llevadas a la realidad y que los de nuestra generación vivimos a pie de calle , sobre todo lo los serones y aguaderas llenas llenas de tomates,pimientos y otros muchos productos como las calabazas para la matanza. Encantado y Saludos.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.