La foto y su pie.- Déjennos volver a ser niños

Han amanecido cubiertos de blancas sábanas de frío los campos de España y de juguetes los salones y cocinas de miles de hogares. Han contrapuesto sus realidades el frío de los campos y calles y el calor humano de las familias. Esas familias tan denostadas por la seudoprogresía que las considera casposas y desfasadas tal ocurre con las palabras España o Patria que, dicen, tan solo utiliza el fascismo.

Los Reyes Magos (otra herencia fascista y de Franco, según los citados) han acudido puntuales a su cita de fantasía e ilusión. Miles de niños se han despertado con azogue en la sangre y nervios hasta en las puntas de los dedos. Unos dedos que, ágiles, ha roto al momento lazos y envolturas que a los ayudantes de los Magos llevó largo tiempo preparar.

Hoy, los mayores, especialmente los abuelos, hemos vuelto a ser crédulos niños llenos de ilusiones y fantasías buscando un regalo junto al árbol o en los zapatos colocados bajo la ventana. Y también, con dedos temblorosos, hemos roto el envoltorio de nuestro signado paquete entre los aplausos y las preguntas de nuestros nietos.

-¿Qué te han traído abuelo?

Y con ellos hemos expresado nuestra alegría por el regalo.

No nos digan que los Reyes son los padres y déjennos volver a ser niños. Al menos en la mañana del día seis de enero.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.