La foto y su pie.- Cencelladas por nieblas. Castilla por Asturias

He dejado atrás las cencelladas heladas de Castilla para envolverme en las húmedas nieblas asturianas.

Con frío intenso y seco he dejado envueltas las fiestas navideñas hasta un próximo año y de nuevo me reintegro a las rutinas habituales del pasar de los días en Cangas del Narcea. Antes he hecho una parada en Oviedo, capital de las Asturias que fueron, y donde los festejos han dado paso a las prisas de las rebajas y los autobuses escolares cargados de niños con sus grandes e incomprensibles mochilas.

Hemos comenzado un año electoral. Las `promesas lloverán más que aguas de los cielos e inundarán los concejos del suroccidente astur de nuevas promesas y anuncios presentados con tambor y gaita por más que muchos de ellos se vengan repitiendo desde las primeras elaciones democráticas, El voto es el voto y nuestro candor en este terreno es ilimitado. Siempre cada uno votará a los suyos hagan lo que hagan

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.