La foto y su pie. Y los caminos se han hecho ríos

Han roto los ríos sus cauces de sequía y han abierto compuertas de prados y senderos con sus aguas bravas y rugientes. Bajan revueltas de barro las aguas arrastrando troncos de todo y tipo y calibre que golpean contra las riberas con ruido estremecedor.

Han olvidado las senda y camino su carácter de tierra y peña y han venido a convertirse en arroyos, fuentes  y  regatos de muy diverso caudal

El Luiña ha decido dejar su cauce a la altura del final de la recta del Pontón y saltar al Paseo del Vino como si de un jubilado más, en su paseo matutino, se tratase. Ha cortado la senda y discurre por la misma cuan si de nuevo arroyo se tratase-

El orbayo y la niebla envuelve al concejo mientras el Narcea baja ya de los tres metros a la altura de Corias.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.