La foto y su pie.- Guarros

Terminamos siendo esclavos tanto de nuestras palabras como de nuestros hechos.

Queda en la foto la firma indeleble de los vecinos o no vecinos que por el lugar pasaron, o estuvieron, o se detuvieron para pasar el rato. No les deja la firma bien parados. Y no es que limpiemos nuestra conciencia achacando el lamentable estado de la plaza a los servicios de limpieza. “No es más limpio quien más barre, sino quien menos ensucia”. Y a fe que quienes por allí pasaron no lo eran.

Un sitio cualquiera de un lugar cualquiera. Es la firma de unos incívicos ciudadanos sin respeto alguno ni por el lugar ni por los demás.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.