La foto y su pie.- Primavera

Llegó humilde y desapercibida. Envuelta en calores y parca en aguas. Es la primavera que, una vez más, cumple el dicho del poeta: “La primavera ha venido, nadie sabe cómo ha sido”.

Y del calor pasó al frío y las mañanas de heladas. Y de nuevo al calor. Sin criterio definido como corresponde s su idiosincrasia de estación puente entre el invierno y el verano.

Ya comienzan a oírse los gritos de los jóvenes al atardecer que, cual vencejos y aviones, gritan alborotadores con el despertar de las hormonas.

Las mimosas han estallado en amarillos y los árboles comienzan a mostrar sus primeros tallos verdes. Los ríos aún bajan cortos de caudal a la espera de las lluvias. Es la primavera

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.