CANGAS DEL NARCEA.- Ayer fue 7 de junio

Ayer fue siete de junio. Aquí y allá, y especialmente en la Cangas de la emigración, comienzan a elaborarse estrategias y horarios. Y es que falta justamente un mes para que el campanín de Ambasaguas efectúe su primer repique anunciando el inicio de la novena a la Virgen del Carmen. Y es que falta justamente un mes para que el Prao´el Molín se haga eco de las primeras explosiones que abren las fiestas patronales. De las primeras cenas entre amigos, compañeros, vecinos, o simplemente cangueses.

Falta justamente un mes y las sensaciones comienzan a acudir sin control alguno de la voluntad- De camino al trabajo, o a la vuelta, suena el eco del campanín por las calles de cualquier lugar en que se encuentra un cangués.

-Solo me queda un mes para volver a Cangas

Y las sensaciones, y una especie de escalofríos internos, acuden mientras se espera en el paso de peatones, o mientras se aparca, o en el momento en que introduces la llave para entrar en casa

-Solo nos queda un mes

Y entras en casa pletórico casi deseando ponerte a hacer la maleta, algo que desechas de inmediato con el silencio cómplice de tu sonrisa.

Y hasta te pareció oír, allá a lo lejos, el estamplido de un volador

Y es que ayer fue siete de junio. Tan solo nos queda un mes

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.