NARCEA.- Un cacho en La Reguerala invita a beber el vino de Cangas

 Cangas del Narcea ya cuenta con una estatua homenaje al cacho, la vasija de madera en la que se sirve el vino, consustancial a las bodegas de la zona, y elemento unificador en las tertulias y comidas en las mismas, e incluso fuera de ellas. Todos beben del mismo cacho.

El humilde utensilio ya tiene monumento en el céntrico parque de La Reguerala y fue inaugurado el domingo entre las capas y boinas rojas de los miembros de la Cofradía del Vino.

El boceto surgió de las manos del cangues y humorista Ernesto García del Castillo “Neto”, con una trayectoria de más de treinta años en la que viene repartiendo  su particular toque de humor a la actualidad regional, nacional e internacional en los diarios y otros medios. Ahora se estrena con la escultura y sin perder su esencia se adentra en las tres dimensiones.

Se lo encargó La Cofradía del Vino y “lo abordé como si fuera un dibujante, creando unas figuras bidimensionales que, en conjunto, sujetando el cacho y por su posición, adquieren la tridimensionalidad”, apunta. A partir de sus trazos, y utilizando acero con un pequeño grado de oxidación natural “para que tenga un color similar a la tierra de la que nace el vino”, dieron forma a la escultura en el Taller Arsanti, en Santiso. Tres figuras, una vendimiadora, un cofrade y un viticultor, sostienen un cacho, “invitando a beber al que contempla la obra”.

Y dice Neto; “La escultura, colocada sobre una base de hormigón revestida en piedra, es en realidad un homenaje a toda esa cultura que la tradición ha ido pasando de generación en generación, y que es rasgo diferencial de nuestra comarca con respecto del resto de Asturias. Aquí está mi amor por Cangas y el vino”.

La Cofradía del Vino de Cangas llevaba años sorteando los inconvenientes para su ejecución. Su ubicación no fue ajena a discusión debido a la cantidad de barrios bodegueros que podrían acogerlo y, finalmente, se optó por el parque de La Reguerala.

El alcalde en funciones, José Víctor Rodríguez, defendió la ubicación del monumento alegando que se trata de “un sitio céntrico.  Un lugar de paso que tiene que servir para invitar a los que aquí estamos y a los que nos vienen a visitar a disfrutar de la cultura y la tradición del vino. Está donde tiene que estar”.

 

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.