CANGAS DEL NARCEA.-Recuperar los barrios bodegueros… y dinamizarlos

Bodega Santiso (Museo)

La economía no deja de buscar caminos. Los pueblos buscan futuros y se afanan en no convertirse en reliquias de lo que un día fueron. Los sistemas cambian se reforman y se adaptan a los nuevos tiempos y corrientes. Lo curioso es que en este no querer ser museos de la historia que vivieron acaban poniendo en el mercado la historia de lo que fueron.

Y Cangas quiere hacer esto con sus barrios bodegueros. Quiere convertirlos en un recurso turístico, quiere “valorar lo que tenemos”. Al decir del vicepresidente de la asociación de Museos del Vino de España, el cangués Joaquín Fernández,  que así lo expresó en las II Jornadas de Barrios Históricos de Bodegas del Aula Pedro Vivanco, enmarcadas en el programa del Simposio Nacional que hace pocas fechas se realizó  en la villa canguesa.

“Hay que dar a estos barrios una promoción turística. No hay que olvidar que están en zonas rurales y suponen nuevos recursos”, subrayaba Eduardo Díez, director del Museo Vivanco.

Y se señalaba el barrio de Santiso, donde se ubica el Museo del Vino y que ha permitido “revitalizar esa zona y sus pequeñas bodegas”. Remarcando que “no es una cuestión de tamaño, es una cuestión de un patrimonio cultural ligado a un patrimonio que ha creado unas condiciones determinadas y que merece la pena conservar”.

Cangas del Narcea cuenta con varios barrios bodegueros a lo largo del concejo, entre los que cabría destacar, el ya citado Santiso, con un origen milenario, o los de Puenteciella, con las bodegas alineadas, además del de Tebongo. Lo primero que habría que hacer es catalogar lo existente, después legislar qué queremos y cómo lo queremos y, a partir de ahí, restaurar ajustándose a la legislación», explicaba Fernández convencido . “Si queremos que sean un recurso de futuro tendremos que tener una normativa común que lo haga atractivo para los turistas», continuó, señalando que en caso contrario se corre el riesgo de que no se conserven tal y como eran en sus orígenes”.

Pues en eso estamos. Pero si los barrios se recuperaran, se adecentan y se promocionaban, pero las bodegas siguen cerradas y sin vida creo que su verdadera esencia sigue muerta y tan solo serán un esqueleto, bonito pero vacío. Y algo de eso sucede en Santiso

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.